Fernández Meijide: El arresto de periodistas muestra la debilidad de Maduro

Foto: Graciela Fernández Meijide / La Nación

 

La activista argentina Graciela Fernández Meijide, a quien la última dictadura militar de su país (1976-1983) secuestro a un hijo en 1977, aseguró este jueves a Efe que la detención de periodistas en Venezuela demuestra la “enorme debilidad” del Gobierno de Nicolás Maduro.

“La persecución, ya sea de periodistas o militantes políticos, que está llevando a cabo Maduro creo que demuestra su debilidad, aún cuando todavía conserva la fuerza de los ‘fierros’ de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas armadas”, expresó la activista, de 87 años, en una conversación en Buenos Aires.

Tres reporteros de la Agencia Efe fueron detenidos este miércoles por el servicio de inteligencia de Venezuela y no fue hasta la mañana de este jueves cuando se supo de su estado y fueron liberados, tras ser trasladados a la sede del Servicio de Identificación, Migración y Extranjería.

Fernández Meijide, que no volvió a saber nada más de su hijo desde que el terrorismo de estado de la dictadura de Jorge Rafael Videla se lo llevó de su casa con 17 años, se mostró muy crítica con la situación actual del país caribeño y lamentó que se ordene la detención de periodistas “que habían entrado legalmente”.

“Mostrando sus documentos y siendo interrogados por migraciones. No los detuvieron ahí y recién después ordenan la detención como si hubieran entrado clandestinamente. Toda esa maniobra lo que está demostrando es una enorme debilidad en el Gobierno de Maduro”, recalcó.

Consultada por posibles semejanzas entre lo que pasa en Venezuela y el pasado de Argentina, Fernández Meijide, que integró la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas con la llegada de la democracia en 1983 y llegó a ser diputada y senadora y ministra durante el Gobierno de Fernando de la Rúa (1999-2001), la diferencia es clara.

“Argentina sufrió muchos golpes de los militares. Había una concepción de las cúpulas militares de que ellos legítimamente eran los padres de la patria. No es el caso de Venezuela. Sí que tuvo un dictador, pero después no era un país donde los golpes militares se sucedían”, remarcó.

A su juicio, “sobre todo con la llegada de Maduro”, se aumentó el “poder” entre los generales en las fuerzas armadas venezolanas.

“Es curioso la cantidad de generales que hay en el ejército de Venezuela. Y cada uno tiene una cuarta parte de poder relacionado con lo económico. Muchos de ellos con cuentas en el exterior”, señaló.

Por otro lado, opinó que la otra cuestión “que hay que lamentar” es que la oposición ha estado siempre “muy dividida”.

“De ahí que un Gobierno débil como el de maduro, en legitimidad, todavía perviva”, enfatizó.

Fernández Meijide se refirió además a la postura de emblemáticos organismos de derechos humanos de su país como Madres de Plaza de Mayo, compuesta también por madres de desaparecidos durante el régimen de facto y liderada por la controvertida Hebe de Bonafini, políticamente alineada con el kirchnerismo y quien defiende a capa y espada al Ejecutivo de Maduro.

“Cuando uno piensa a cuántos representa la voz de Hebe de Bonafini… yo diría que lo que es al interior de lo que es organismos de derechos humanos es prácticamente cero en cuanto a cantidad de gente”, indicó.

Para la veterana activista, que mantiene una fuerte distancia con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, “una cosa es lo que representaron las Madres durante la época de la dictadura, el concepto más liberal de ‘yo y mis derechos, el derecho de mi hijo'” y otra “lo que terminó siendo después en democracia”.

“Si uno ve las declaraciones y actitudes de Hebe de Bonafini durante la dictadura siempre fue rechazando lo institucional. En democracia rechazó la justicia, la Conadep… tuvo siempre una postura muy individualista e irreal”, concluyó.

 
EFE