Liquidez monetaria rompe récord con alza semanal de 31,23%, con apenas 6,5% de billetes y monedas

Un hombre cuenta los billetes de Bolívar en una calle de Caracas el 29 de enero de 2019. – Venezuela devaluó su moneda en casi un 35 por ciento el lunes para alinearla con la tasa de cambio del dólar en el mercado negro. El tipo de cambio ahora se fija en 3.200 bolívares por dólar, casi igualando los 3.118,62 ofrecidos en el sitio dolartoday.com que actúa como referencia para el mercado negro. (Foto de Luis ROBAYO / AFP)

 

 

Atrás quedó el umbral máximo de 28,7% semanal que la liquidez alcanzó el 29 de septiembre de 2018, para aumentar 31,23% en la semana que terminó el 25 de enero de este año, publica Banca y Negocios.

Banca y Negocios @bancaynegocios

De acuerdo con la data publicada por el Banco Central de Venezuela, la cantidad de dinero en circulación rebasó BsS 1,5 billones de bolívares soberanos para cerrar en 1 billón 517 mil 663 millones 67 mil 400 bolívares, de los cuales apenas 6,5% corresponden a monedas y billetes.

Este ratio pone de manifiesto que el efectivo está desapareciendo progresivamente de la economía. La administración de Nicolás Maduro no tiene capacidad para imprimir papel moneda. En primer lugar, porque aún debe el pago de contratos a las firmas extranjeras que fabricaron los billetes, y en segundo lugar, porque en una economía hiperinflacionaria no es rentable la impresión de dinero y menos a la velocidad que va la venezolana y que de acuerdo al ránking de Ecoanalítica, ya se ubica en el puesto 23 entre los 57 casos en el mundo.

En las primeras cuatro semanas de enero, la liquidez monetaria casi se duplicó al llegar a BsS 1,5 billones desde los BsS 869 mil 107 millones 589 mil 578, una señal de que la inflación del primer mes del año estará por encima de 200%.

Los precios se dispararon ante la incertidumbre política derivada de un segundo mandato -ilegítimo- del presidente Nicolás Maduro y un aumento salarial de 300%.

En la semana que concluyó el 25 de enero, el gobierno pagó la pensión de febrero a casi 4 millones de personas con el nuevo salario mínimo y el viernes 18 depositó tarde el retroactivo de ese mes, pero que muchos pudieron hacerlo efectivo entre el fin de semana y los días siguientes.

La expansión monetaria es la vía que encontró el gobierno para financiar su déficit fiscal -pese a su efecto inflacionario-ante la caída de los ingresos provenientes del petróleo, y la que hasta ahora mantiene como la principal opción de financiamiento.