Vecchio afirma que Guaidó abrirá acuerdos petroleros y reestructurará la deuda de Pdvsa (Video)

Carlos Vecchio durante una entrevista. Foto: Al Drago/Bloomberg

 

El gobierno de transición en Venezuela pretende evitar que Pdvsa mantenga una participación de control en las empresas y proyectos conjuntos, ya que busca reactivar el sector petrolero y alentar la inversión privada, dijo Carlos Vecchio, diplomático de Juan Guaidó en los EEUU a Bloomberg.

Por José Enrique Arrioja, Nick Wadhams y Anna Edgerton 

La medida es parte de un plan más amplio de Guaidó, quien fue declarado presidente interino por la Asamblea Nacional el mes pasado, para reactivar la destrozada economía de Venezuela al enfocarse en aumentar la producción de petróleo lo antes posible, dijo Carlos Vecchio. Actualmente, Pdvsa debe tener una participación del 51 por ciento en todos los proyectos conjuntos.

“Queremos ir a una economía abierta, queremos aumentar la producción de petróleo”, dijo Vecchio en una entrevista el lunes durante una visita a la oficina de Bloomberg en Washington. “La mayoría de la producción de petróleo que queremos aumentar será con el sector privado”.

Vecchio descartó la posibilidad de que Citgo, la refinería de los EEUU, controlada por Pdvsa, se declarara en bancarrota y dijo que “no era necesario”. También se refirió a la posibilidad de que la Casa Blanca emita una orden ejecutiva que proteja a Venezuela de los acreedores. Al preguntársele sobre la posibilidad, lo calificó de “buena idea”.

“Queremos mantener la operación en funcionamiento” como está ahora, dijo Vecchio sobre Citgo.

Vecchio se ha convertido en uno de los representantes más visibles y vocales de Guaidó en los días transcurridos desde que el presidente Donald Trump declaró ilegítimo al régimen de Nicolas Maduro y respaldó a Guaidó el 23 de enero. El enviado dijo que la principal prioridad es restablecer la estabilidad política, seguido de la reconstrucción de la economía. Dijo que espera que las elecciones puedan celebrarse antes de fin de año.

Parte del desafío económico consiste en tomar posesión de los activos de Venezuela en el extranjero, por lo que Guaidó se negó a dar un valor, y obtener el control del directorio de Citgo. Si bien dijo que el gobierno de Guaidó quiere nombrar una nueva junta, los empleados actuales de la compañía seguirían trabajando allí.

También dijo que espera tener el control de la embajada de Venezuela en Washington “esta semana”.

-Caída de la producción-

Venezuela enfrenta dificultades considerables para reconstruir su industria petrolera luego de más de una década de abandono y una historia de hostilidad hacia los inversionistas extranjeros. La producción de petróleo de Venezuela cayó a un mínimo de 69 años de 1.339 millones de barriles por día el año pasado y se espera que caiga por debajo de la marca de un millón de barriles en 2019.

Vecchio dijo que el gobierno honraría todas las deudas “legales” y “financieras”, pero dejó abierta la posibilidad de que no honraría los acuerdos de deuda que firmó el régimen de Maduro en virtud de los cuales paga a los acreedores con petróleo. Eso afectaría principalmente a China, que, según los analistas, le ha prestado al país alrededor de 70 mil millones de dólares, principalmente, para garantizarse futuras entregas de crudo.

“Si el acuerdo firmado no fue aprobado por la Asamblea Nacional, no lo reconoceremos”, dijo Vecchio. Aseguró que el equipo de Guaidó aún no ha hablado con funcionarios de Rusia, que sigue apoyando al régimen de Maduro, o China, que ha adoptado una postura más neutral hasta el momento.

El caso de Guaidó como el líder legítimo de Venezuela ganó un nuevo peso el lunes, con el Departamento de Estado de los Estados Unidos diciendo que ha sido reconocido como presidente interino por 16 países más, entre ellos Francia, Alemania y el Reino Unido. En total, el departamento dijo que más de 40 países han declarado su apoyo al Guaidó.

Al discutir los lazos económicos de Venezuela con Rusia, China y Turquía, sugirió que esos países deberían ser sabios al reconocer que la corriente política se ha vuelto contra Maduro. “Esperamos que mantengan su neutralidad en este momento”, afirmó. “Eso facilitará nuestra relación en el futuro”.

Rusia se ha convertido en el aliado internacional clave de Maduro, desde que Guaidó se declaró líder.

Al preguntarle sobre Rusia y Turquía, Vecchio dijo: “Deben entender que Venezuela necesita resolver esto, que 20 años es suficiente, no se puede extender nuestra agonía”.

– Con la asistencia de Saleha Mohsin, Margaret Talev y Patricia Laya

Traducción libre a partir de Bloomberg