Federación de Maestros en Bolívar dejó a Aristóbulo con las tablas en la cabeza

Lina Maradei | Foto: Cortesía

 

La presidenta de la Federación Venezolana de Maestros en el estado Bolívar (FVM Bolívar), Doctora Lina Maradei de Beltrán, afirmó que el magisterio del estado Bolívar rechaza con contundencia la política criminal, que desde el Ministerio de Educación, a cargo de Aristóbulo Istúriz, se viene ejecutando contra los educadores venezolanos, condenados a percibir salarios de mendigos.

“Los educadores jamás serán doblegados ni controlados como ha pretendido el gobierno nacional. El Magisterio seguirá de pie, y nunca de rodillas, ni permitiremos que nos subyuguen. Somos una de las fuerzas laborales más importante de Venezuela”, sentenció Maradei.

La dirigente cuestionó como el régimen de Nicolás Maduro en su afán de controlar al sector educativo ordenó el pago adelantado de los sueldos y salarios de los maestros, violentando cualquier disposición establecida, y afianzando aún más sus políticas de pobreza y su condición de esclavitud.

Asimismo, criticó la visita que para este lunes se anuncia del Ministro de Educación; Aristóbulo Istúriz, a Ciudad Bolívar para participar en el denominado Congreso de la Juventud Patriótica Estudiantil.

El Ministro olvidó su condición de maestro, y de ex dirigente sindical, para asumir un rol que da vergüenza, fundamentalmente cuando pretende ocultar las condiciones en que está sumergida la educación venezolana.

“Escuelas en el suelo, deterioradas, sin agua, sin bombillos, a merced del hampa, con filtraciones y sin comidas”, dijo.

Aseveró que este gobierno tiene como política destruir la educación, y la estabilidad nutricional de los escolares, cuando en la mayoría de los liceos y escuelas en el estado Bolívar desde hacen meses si llegan a dar comida es solo arroz blanco.

“Este currículo oculto de destrucción del gobierno está al descubierto, y los educadores lo enfrentamos sin miedo y con mucho dolor, porque un niño con hambre no aprende y un maestro con hambre no enseña”, precisó.

De igual manera, denunció la situación de algunas escuelas en Upata, municipio Piar, específicamente la Escuela Básica Simón Rodríguez y UE José Antonio Anzoátegui, donde se imparten clases en medio de la invasión de palomas, y bajo el riesgo que representa la existencia de estas aves para niños y maestros. Dijo que de acuerdo a la información que manejan ya una docente falleció como consecuencia del parasito que se desprende del excremento y cuerpo de estos animales. “Estas escuelas no tienen ni siquiera cloro, ni algo tan indispensable para la limpieza como una escoba”, resaltó.

Maradei explicó que para nadie es un secreto que la proliferación de palomas genera un peligro inminente para el ser humano, pero esto parece no importarle al gobierno nacional, ni siquiera al ciudadano Ministro de Educación.

Nota de Prensa