Jesús Alberto Salazar: Me gusta alimentar y emocionar a las personas con mis platos

La gastronomía venezolana está viviendo momentos maravillosos. El sabor, la sazón, el ingenio, la creatividad, el talento y la pasión de los chefs venezolanos están dando la talla en distintas partes del mundo. Jesús Alberto Salazar, es uno de esos chefs que enaltecen el tricolor venezolano.

Para Jesús Alberto, ser chef no es simplemente poseer excelentes estudios culinarios, su visión de su pasión va más allá, para él es la suma de la creación de nuevos platos para el deleite de muchos.

Ha recorrido el mundo, se ha afincado en estos momentos en Panamá, al frente de uno de los restaurantes más exclusivos y visitados de la capital. Sin embargo, su sazón y su prestigio, no lo ha hecho perder su norte, su humildad, su poderío juvenil, su sonrisa.

-Salazar cuando te preguntan a qué te dedicas, qué respondes

-Simplemente les respondo que me dedico a alimentar y emocionar a las personas con misplatos. Soy un chef con vocación y pasión.

-¿Cómo haces para distinguirte de los demás?

– Hacer lo que hago con pasión. Preparar cada plato con amor. Si son platos creativos, artísticos o sencillo, pero bien elaborados, trato de que el comensal sienta nostalgia, que los sabores los transporten a algún lugar…

-¿Cómo ves la gastronomía actual?

-Con mucho crecimiento. Hay mucho talento regado por el mundo. Hay compatriotas dándolo todo por el todo en el mundo. Desde Australia hasta Panamá, desde Argentina hasta Moscú. Todas las personas deben comer por naturaleza, y el chef debe hacer de esa rutina un placer exquisito. Algo que vaya más allá. Mi objetivo es transformar eso que es cotidiano, en algo sobrenatural, en algo emocional.

– Sabemos que has trabajado en restaurantes con estrella Michelin, ¿Cómo llevas el sabor de Venezuela en tus platos?

– Mi patria esta en mi corazón, por eso esta conmigo siempre. Cada país tiene sus costumbres de elaborar su cultura culinaria. Los ingredientes marcan la diferencia. A veces lo que diferencia son las técnicas, pero en esencia trato de ser auténtico e imprimirle el sabor y sazón de mi Tierra.