Pedro Vicente Castro Guillen: Maduro al final de la pista

Pedro Vicente Castro Guillen @pedrovcastrog

El uso y abusivo del poder por parte de esta banda kakistocrática castro-chavo-madurista los ha llevado a que el mundo entero los repudie por ser los responsables de un verdadero holocausto en Venezuela, el primero en una economía petrolera durante el ciclo alcista más prolongado en la historia del comercio mundial de hidrocarburos. Han dejado un país en ruinas: hiperinflación, descalabro de la infraestructura del país y los servicios públicos, un país donde impera el hambre y las enfermedades en un espectro tan amplio que parece una fantasía de terror.

La Pandilla roja jugó durante mucho tiempo a usar los instrumentos de la diplomacia, desde los más básicos: las afinidades ideológicas, los acuerdos por petróleo, supuestas alianzas geoestratégicas, el miedo al imperialismo, la buena voluntad de quienes adentro y afuera creyeron, buscaron y confiaron en que usando la estricta legalidad constitucional se podría encontrar una solución pacifica que garantizara una transición negociada; sólo para hacer burla de todos ellos juntos y por separados. Se burlaron de la OEA, hicieron bullyng con los diálogos en República Dominicana, se vacilaron al Papa, chotearon a la Unión Europea y a los gobiernos que ingenuamente les quisieron arrojar un salvavidas, la guasa con el grupo de Lima ni se diga, los insultos al Secretario Luis Almagro vergonzoso. Cada uno de estos episodios se convertirán en el futuro en seminarios de los postgrados en Relaciones Internacionales o de Negociación Internacional como aquello que no se debe hacer si se quiere sobrevivir en una Comunidad de Naciones Democráticas.

Ahora Nicolás Maduro, anda desesperado, rogando por el dialogo, él se convirtió en el más amante de la negociación, solo que se le olvida que todo tiene un tiempo, que si pierdes la oportunidad entras en un cul de sac, de la cual ya no es posible salir. Para muestra un botón. La reciente reunión de Montevideo donde los oportunistas Tabaré Vásquez y Pepe Mujica (Uruguay) quisieron maniobrar para comprarle tiempo a Maduro con AMLO (Méjico) metiendo el hombro no pudo terminar sino de la misma manera que han terminado todas las intentonas anteriores con países democráticos, solicitando elecciones libres y transparente como la fórmula mágica para salir de trágico impase en que los rojos han colocado al país.  La solicitud al Papa para que intercediera sólo podía concluir con una contundente negativa porque el vaticano no se podía arriesgar de nuevo a que la socarronería del madurismo lo condujera a un ridículo costoso internacionalmente.

Es decir, el mundo democrático le dio un corte de patas a Maduro que los coloca al final de la pista sin más recorrido posible, y lo deja solo frente a una decisión de salida que sólo él puede decidir sobre su naturaleza. Los venezolanos estamos listos para respaldar las decisiones del gobierno legítimo encabezado por Juan Gerardo Guaidó y la Asamblea Nacional. La reconstrucción del país se iniciará con la entrada de la ayuda humanitaria que será el comienzo hacia la transición democrática.

Pedro Vicente Castro Guillen                                      @pedrovcastrog