Lilian Tintori: Leopoldo vive este momento con mucha esperanza y ánimo

Foto: @liliantintori / Twitter

 

El 12 de febrero de 2014 miles de venezolanos desafiaron al régimen de Nicolás Maduro y se echaron a la calle para clamar contra las violaciones de derechos, la escasez de productos básicos y la violencia, unos males que no harían sino agravarse en los años siguientes. En las protestas de aquellos días se registraron 43 muertes y el Gobierno señaló sin contemplaciones a un culpable: Leopoldo López, el prometedor político, entonces de 42 años, que había fundado el partido Voluntad Popular y que se estaba erigiendo en la principal alternativa opositora a Maduro. El régimen ordenó su captura. Así lo reseña abc.es

Por Gabriela Ponte

Seis días después, el 18 de febrero, el propio López se entregó a la Policía entre seguidores que le aclamaban. Más tarde, tras un proceso en el que su defensa no pudo presentar pruebas ni testigos, sería condenado a 13 años, nueve meses y siete días de prisión, por instigar las manifestaciones. El líder opositor cumple desde entonces su condena, ahora en arresto domiciliario.

Cinco años después de aquellas protestas, Venezuela vive con la esperanza de desalojar del poder a Nicolás Maduro bajo el liderazgo de Juan Guaidó, el joven presidente de la Asamblea Nacional que ha asumido transitoriamente las funciones del Ejecutivo para llevar al país a unas elecciones libres. Guaidó, miembro del mismo partido que López, Voluntad Popular, ha convocado este martes nuevas movilizaciones para exigir «el cese de la usurpación» por Maduro y la entrada en el país de la ayuda humanitaria que aguarda al otro lado de las fronteras.

La esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, que vive junto a su marido en Caracas estos días trascendentales, y el padre del líder opositor, Leopoldo López Gil, exiliado en España, hablan para ABC de la situación y lo que está por venir en Venezuela.

Durante los cinco años que lleva preso, primero en la cárcel de Ramo Verde y después en su domicilio, Leopoldo López ha logrado «una capacidad de resistencia y de equilibrio mental y espiritual perfecto», asegura su esposa Tintori a ABC. «Está muy seguro de cada paso que da y de su responsabilidad como venezolano. Tiene la capacidad de unir y de sumar en el movimiento de Guaidó».

¿Cómo está viviendo su marido este momento histórico para Venezuela?

Leopoldo lo está viviendo como todos los venezolanos, con mucha esperanza y ánimo porque estamos muy cerca de lograr la democracia. Lo vive con mucha responsabilidad, trabajando en equipo y ofreciendo todo el trabajo que él ha hecho durante su prisión. Leopoldo apoya y suma a Juan Guaidó porque es su compañero de lucha desde 2009.

Una de las principales iniciativas del presidente interino es el «Plan País», ¿Ha colaborado López en él? ¿De qué manera?

Leopoldo ha trabajado duro con la oposición para crear el «Plan País». Desde su injusta prisión ha desarrollado un plan junto a los mejores expertos de cada área (salud, educación, seguridad, continúa citando) para rescatar a Venezuela. Se lo presentó a la Asamblea Nacional en diciembre y está listo para ponerse en marcha.

La prioridad ahora del Parlamento es la entrada de la ayuda humanitaria, ¿se puede lograr la salida de Maduro sin las protestas en la calle?

La estrategia de la oposición es atender el drama humanitario. No queremos más confrontación porque Maduro tiene las armas. Desde 2014 han muerto más de 200 personas en las calles. Nosotros queremos que con la presión de la ayuda humanitaria cese la usurpación. El día que la comida y los medicamentos entren será el día que desobedezcan a Maduro.

La ayuda humanitaria es una campaña que comenzó usted en 2016. Ahora es la bandera del Gobierno de Guaidó…

Nosotros desde el año 2016 hemos pedido la apertura de un canal humanitario. El problema más grave que tiene el país es la crisis humanitaria, por eso Guaidó, la Asamblea Nacional y Leopoldo han desarrollado una estrategia para que entre la ayuda humanitaria al país. Nosotros desarrollamos una red de solidaridad gigante con Rescate Venezuela para hacer llegar la ayuda y ahora Guaidó cuenta con esta red que está activa.

De lograr unas elecciones libres, ¿Leopoldo López se presentaría como candidato?

Primero tiene que estar libre -a él hay que sumar otros 1.135 presos políticos (enfatiza)- y habilitado para participar. Chavez lo inhabilitó en 2008 y Maduro lo encarceló en 2014. Si logramos una elecciones libres, Leopoldo seguramente tomará la decisión de presentarse.

¿Cómo han vivido usted y sus hijos el encarcelamiento de su marido?

Con mucha fuerza y fe. Desde el primer día yo me despierto pensando que lo van a liberar porque no es justo lo que él ha vivido, ni sus hijos, ni su familia. Nosotros nos hemos convertido en una familia de resistencia, que aguanta todo por Venezuela. Ha sido muy largo y hemos conocido la maldad y la peor cara de la dictadura.

¿Los niños son conscientes de la situación?

Claro, los niños se dan cuenta de todo, hasta los bebés -hace referencia a Federica, su hija de apenas un año- oyen y sienten todo. Manuela, con 4 años, y Lepoldo, con uno, tuvieron que visitar a su papá en la cárcel.

¿Cómo se vive con los agentes de inteligencia del Sebin a la puerta de la casa?

No vivimos tranquilos. No confiamos en la Policía que cumple órdenes del dictador. Cada cuatro horas entra el Sebin con armas largas para tomarle una foto a mi esposo con el periódico del día.