Oído al doctor… cáncer infantil

El pasado 15 de febrero fue el día mundial del cáncer infantil, esta fecha trata de llevarnos a la reflexión y hacer un llamado de atención, concientizarnos de enfermedades que nos afectan y se han incrementado en los últimos años, debemos prestar atención y aportar nuestro grano de arena, que no quede en una “moda” de redes sociales y seamos protagonistas, cada persona desde su área de trabajo.

El cáncer infantil comprende aquella enfermedades cancerígenas en edad pediatrica, a diferencia del adulto no son las mismas causas o factores que originan esta enfermedad, en muchos casos todavía no se conoce el origen del problema, con el incremento durante las últimas décadas se relaciona con factores ambientales, alimentación, industrias, virus, contaminación y la mayor presencia de madres en puestos laborales con exposición a radiación durante el embarazo.

La importancia del presente artículo es que mientras más rápido podamos sospechar el diagnóstico de estas enfermedades, los factores pronósticos serán más favorables que en situaciones donde la enfermedad esté avanzada, ya que el tratamiento es diferente en cada caso.

Dentro de las más frecuentes en edad pediatrica se encuentran los relacionados con el sistema inmunitario, las células o mecanismos de defensa del cuerpo contra infecciones, entre estas se encuentran:

Leucemia: Es un cancer donde las células de defensa de nuestro cuerpo que se encuentran en la sangre (leucocitos) se alteran y afecta desde la médula ósea, la encargada de producir las células sanguíneas.

Linfoma: en este caso se afecta el sistema inmunitario, comprendido por las células de defensa de nuestro organismo, se alteran y estas pueden moverse a otros sitios de cuerpo

Otros casos relacionados con factores genéticos, es decir la información que viene de los padres y se encuentra “en pausa” en el niño, cuando existen estos factores externos, ambientales por ejemplo se activan dando origen a cancer del sistema nervioso central, riñón o hueso.

Manifestaciones clínicas: al inicio de la enfermedad tienden a ser muy inespecificas parecidas y confundidas con cualquier otra enfermedad, lo importante es que debemos estar atentos si estos signos y síntomas no mejoran con el transcurso del tiempo, ya que puede amerita realizar exámenes específicos de sangre, radiografía, resonancia, etc . Algunas de estas manifestaciones pueden ser:

-Sangrados continuos
-Moretones o puntos en la piel sin causa aparente
-Aumento de volumen en cualquier parte del cuerpo
-Pérdida de peso
-Debilidad o cansancio repentino
-Fiebre sin causa evidente
-Tos, dolor de pecho
-Fiebre nocturna
-Dolor o aumento de volumen del abdomen

Es importante recalcar que estas manifestaciones pueden originarse por distintas enfermedades como Dengue, tuberculosis, apendicitis, esto no quiere decir que si hay fiebre o cansancio se trate de algún cancer infantil, en estos casos debemos analizar si recibió tratamiento médico previo y si no mejora se debe consultar al especialista para poder realizar exámenes específicos. No debemos sustituir una consulta médica especializada, donde se realiza un interrogatorio exhaustivo y el examen físico completo, por la “recomendación” del vecino o la búsqueda de alguna página de internet.
Siempre consulte a su médico, cualquier duda comunicarse a través de : [email protected]

Dr Gabriel Gutiérrez Valencia
Especialista en Otorrinolaringología
Instagram: drgabrielgutierrez