La brutal represión, la resistencia, heridos y quema de ropa de milicianos: FOTOS de Ureña que dan la vuelta al mundo

REUTERS/Andres Martinez Casares

Con carteles que dicen “Ponte del lado correcto de la historia” y vestidas de blanco, cientos de personas marcharon hacia el puente que bloquean militares apoyados por la policía, constató la AFP, este sábado 23 de febrero.

“O abren o abrimos”, gritaron los manifestantes, al exigir que se levante el cierre de la frontera para permitir el paso de la ayuda internacional que desde hace días ha sido almacenada en la vecina ciudad colombiana de Cúcuta.

Más temprano, algunos habitantes de Ureña que a diario cruzan a Colombia están siendo reprimidos con gases por los militares de Maduro.

“¡Queremos trabajar!”, gritaron frente a un piquete de efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines que bloquea el puente Francisco de Paula Santander.

Tras momentos de tensión, el piquete militar avanzó y comenzó a disparar gases lacrimógenos, a lo que algunos respondieron con piedras.

Algunos también quemaron cauchos, luego de que los efectivos militares desplegaron un vehículo con barricadas para impedir el paso.

“Yo tengo que pasar para cumplir mis ocho horitas de trabajo. ¿Qué pasa si no llego? Mi familia depende de mí”, dijo a la AFP, antes de los disturbios, Unay Velasco, un joven de 24 años que hace servicios de limpieza en un supermercado en Cúcuta.

El gobierno de Nicolás Maduro ordenó la noche del viernes el “cierre total” de los cuatro puentes que comunican al estado Táchira con el departamento colombiano de Norte de Santander, donde está Cúcuta, centro de acopio de la ayuda enviada por Estados Unidos.

REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
Un autobús incendiado por los manifestantes es visto como las fuerzas de seguridad toman posición en la parte de atrás en Urena, Venezuela, el 23 de febrero de 2019. REUTERS / Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares
REUTERS/Andres Martinez Casares