Cómo está el espacio aéreo venezolano tras el violento rechazo de la ayuda humanitaria

Maduro aparentemente cerró el espacio aéreo pero también ordenó a los diplomáticos colombianos la salida del país (Foto: Archivo)

 

Al menos cinco personas murieron y casi 300 resultaron heridas el sábado en la represión que el régimen chavista de Nicolás Maduro desplegó para frenar la entrada del convoy de ayuda humanitaria, liderado por el opositor y autoproclamado presidente interino Juan Guaidó, en las fronteras entre Venezuela y Colombia y Brasil. Así lo reseña infobae.com

Por Germán Padinger

La violenta jornada se saldó también con un discurso de Maduro en el que anunció el quiebre de relaciones diplomáticas y políticas con Colombia, y emitió un plazo de 24 horas para la salida de los funcionarios de ese país en Venezuela.

El gobierno de Colombia, que reconoce la autoridad de Guaidó, proclamado presidente interino de Venezuela por la Asamblea Nacional y con el objetivo de lograr la transición de poder y llamar a elecciones, ordenó el retiro de todo su personal diplomático luego de la arenga de Maduro, que ha rechazado la decisión del parlamento y se aferra al poder.

Justo sobre Caracas podía verse este domingo un vuelo de Copa Airlines (CM220), con destino Panamá. Justo al norte de Valencia, un presunto vuelo chárter de Laser Airlines (Imagen: Flightradar24)

 

Guaidó había solicitado en cambio a Bogotá que mantuviera a sus funcionarios en sus lugares de trabajo, pero el canciller Carlos Holmes Trujillo explicó el sábado que “no obstante, con el fin de preservar la vida e integridad de los funcionarios colombianos se dispondrá su viaje a Colombia a la mayor brevedad”, en declaraciones tomadas por a la agencia EFE.

No estaba claro como se llevaría a cabo la evacuación, mientras aumentan las tensiones políticas en la región y el régimen chavista endurece cada vez más su posición, basada en parte en el control de las Fuerzas Armadas Bolivarianas.

Pero lo cierto es que días antes del intento de envío de ayuda humanitaria Caracas ya había bloqueado las fronteras terrestres con sus Fuerzas Armadas y anunciado el cierre temporal del espacio aéreo en todo el país.

Los alcances de este cierre, atribuido al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) de Venezuela, no están claros, y la misma institución negó en su cuenta de Twitter que efectivamente hubiera una prohibición de vuelos comerciales. El sábado el periódico El Nacional afirmó en cambio a través de una fuente que el cierre era real, aunque no tan formal: sólo se permitían vuelos oficiales.

Líder opositor venezolano Juan Guaidó permanece en un camión que transporta ayuda humanitaria para Venezuela en Cúcuta, Colombia, 23 de febrero, 2019. REUTERS/Marco Bello

 

Sin embargo, con o sin prohibición oficial, al menos desde el jueves Venezuela se convirtió en una isla desierta para la aeronáutica, evitada por casi todas las aerolíneas.

De hecho las industria aerocomercial venezolana viene de años de declive por la dura crisis económica, la creciente violencia en las ciudades y la baja en la demanda de vuelos, pero en los últimos días los cielos parecieron cerrarse casi por completo.

Este domingo, un día después del intento de ingreso de la ayuda humanitaria, el espacio aéreo amaneció prácticamente vacío, según tres sitios de monitoreo de acceso público.

Pero aún así pudieron detectarse un puñado de vuelos presuntamente comerciales.

El vuelo de Copa Airlines en ruta a Panamá (RadarBox)

 

FlightRadar24 y RadarBox24 registraron un vuelo de Copa Airlines cubriendo la ruta Caracas-Panamá (CMP220), mientras que la primera también registró uno de la aerolínea venezolana Laser, sin proveer información de destino y posiblemente en vuelo chárter.

El McDonnell Douglas MD-82 de Laser se encontraba entre Barquisimeto y Valencia, volando hacia el oeste, mientras que el Boeing 737 de Copa acababa de despegar de Caracas, tomando luego la misma dirección.

En tanto FlightAware había detectado tres aviones provenientes de Bogotá, Colombia, y en dirección a Caracas, que luego dejaron de reportar su posición. Se trata de los vuelos GLG8378 y GLG8380, de AeroGal, y el AVA74 de Avianca. En los tres casos operados con Airbus A320.

Un Airbus A321 de Avianca (AV8412) se aproxima a la frontera venezolana en el oeste. Un vuelo de Caribbean Airlines ya está sobre el espacio aéreo de Venezuela (FlightAware)

 

El primero de estos venía de cubrir la ruta Quito-Bogotá, el segundo Guayaquil-Bogotá y el tercero Lima-Bogotá, antes de tomar otros destinos excepcionales.

Tiempo después, también aparecieron en pantalla un Airbus A321 (Avianca 8412), que cubre la ruta entre Cali y Bogotá, avanzando hacia la frontera venezolana, y un Boeing 737-800 de Caribbean Airlines, que cubre una ruta entre Barbados y Trinidad y Tobago, volando en el espacio aéreo de Venezuela.

Mientras tanto, la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos, emitió una nota de alerta y pedido de cautela para todos los aviones que vuelan hacia Venezuela o cerca de su espacio aéreo, debido al “peligro potencial a la aviación civil asociado a la inestabilidad política y las tensiones”.

El aviso de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos sobre Venezuela

 

Específicamente, la nota advierte sobre el riesgo a los aviones comerciales que supone la fuerte presencia de unidades militares en el país.

A mediados de febrero, mientras se acopiaba la ayuda humanitaria en Colombia y Brasil, Maduro ordenó el inicio de los ejercicios militares Bicentenario Angostura 2019, los cuales incluyeron el despliegue de baterías antiaéreas de fabricación rusa, como los misiles S-300, los Buk M2E y los portátiles Igla-S.

En el caso de los misiles Buk M2E, estas armas cobraron enorme notoriedad en 2014, cuando se cree que una batería en poder de separatistas pro rusos derribó un Boeing 777 de la Malaysia Airlines sobre Ucrania, matando a 298 personas.