Domingo Alberto Rangel: Hasta el 2022

Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

Regla que siempre se cumple es aquella que reza “nunca segundas partes superan al original”.

En USA, gran país, son dados los políticos por su linaje británico a llevar estadísticas. Sana práctica que les permite a los yanquis tener manuales para aplicar ante cada problema. Manuales donde a veces las soluciones no funcionan.

Desde la autoproclamación del diputado Guaidó como presidente del Ejecutivo sin que por ello renunciara a encabezar la Asamblea Nacional como exigen la ley, la prudencia y el decoro, se veía venir que “algo faltaba” y que tal carencia nuevamente llevaría una buena cantidad de opositores al gobierno de Nicolás Maduro… a caer en brazos de la desesperación que es mala consejera.

Nada nuevo: Tal ciclotimia ya ocurrió cuando el golpe de Pedro Carmona.

No es serio revestir como “esperanza” un diputado al que sus mismos seguidores califican de “muchacho”… pasando por alto que a la edad de Guaidó, para no mencionar a Bolívar, Sucre y Páez…personajes tan disímiles como Rómulo Betancourt, Marcos Pérez Jiménez, Gadafi o Fidel Castro, no solo se habían hecho con el poder sino que habían pasado décadas explicando a sus íntimos lo que harían una vez culminadas con éxito sus conspiraciones… porque cada uno de esos caballeros tenían en sus cabezas programas y proyectos.

Que me maldigan entonces por escribir verdades aquellos compañeros de la oposición venezolana, quienes a nombre de la democracia y libertad pretenden que uno se autocensure cada vez que los fracasados conductores de la oposición ponen la torta.

Estos jefes y sus gritones seguidores llevan veinte años enfureciéndose como los simios del zoológico cada vez que sus cuidadores les retiran de la jaula los bananos podridos.

Furia que aumenta cuando a esos ciudadanos se les señala la urgente prioridad que es hacer algo que siempre falta: Me refiero a que para desplazar del poder un movimiento que se define como socialista… antes hay que construir y aceitar un movimiento cuyo cemento sea el mercado libre como alternativa al estatismo de los gobiernos chavistas y de sus predecesores.

Y que tal carencia no se sustituye con lemas vacíos como el “ni un paso atrás” que años atrás permitió a oradores (as) chapuceras conseguir aplausos fáciles y hasta curules nacionales… o el reciente “Maduro… CdM” de arraigo fascista opr carcer de mayor contenido.
Tampoco resulta paliativo eficaz disfrazar los directivos con una gorrita “para atrás” como hicieron con Enrique Mendoza quien en su momento fue una “esperanza”. O como hicieron en sucesivas seguidillas con Manuel Rosales, Henrique Capriles, a quien convencieron que vistiendo franelas rojas “atraía el voto chavista”… Leopoldo López y ahora a Guaidó a quién disfrazan de Obama.

Hoy se desinfla una revolución de colores como la que llevó hasta Miraflores, por tres días, a Pedro Carmona… ahora encabezada con un diputado desconocido como los planetas de Alfa Centauro hasta el 10 de enero.

Obvio: Es una puesta en escena con variantes… no podía ser fotocopia. Ya no se habla de “vacío de poder”.

Ahora quienes por dos décadas han dirigido la oposición inventan que todo es “constitucional”… afirmación que no resiste el análisis de un estudiante de Derecho de la Misión Miranda.

Henrique Capriles quien como Rosales no tenía las actas para reclamar… sin embargo no tuvo empacho en el 2013 para desconocer el triunfo de Maduro a quién llamó en aquella oportunidad “ilegítimo”.

No obstante el año pasado cuando ante la elección de una Asamblea Nacional Constituyente a la cual la oposición no presentó candidatos… hasta Capriles olvidó el supuesto fraude electoral del 2013… y legitimó al presidente Maduro hasta el 10 de enero del presente!!!
Ese reconocimiento fue unánime en una oposición a veces colaboracionista, pero a escondidas, siempre negada a presentar ideas y programas frente al estatismo socialista del gobierno.

Pero: ¿Qué tan ilegítima podía ser una Constituyente iniciada según pauta la CRBV? ¿Qué de ilegal puede tener el llamado a elección cuando la Constitución establece que las decisiones de la Constituyente deben ser acatadas por “los poderes constituidos” valga decir el CNE etc.?
En una democracia republicana lógico sería que la oposición a un gobierno que dragonea de estatismo socialista… se declarara capitalista, defensora del mercado o al menos libertaria. Pero nada dicen sobre este vital punto de vista ni los dinosaurios de la MUD ni los partidos formados en el chavismo.

VP y PJ, el uno es miembro de esa mafia trasnacional que es la Internacional Socialista y el otro también cojea de la misma pierna… basta leer el blog de Capriles.

Y así siguen con el mismo jueguito que va para veinte años y cuyos resultados que ahora han provocado una epidemia de enfermedades de la siquis en cantidad de opositores… se veían venir.

¿Acaso es una política pretender que pueden pasar las aduanas venezolanas camiones presuntamente cargados de medicinas y comida, sin el permiso de las autoridades? ¡Con ese argumento Trump estaría obligado a dejar pasar las Caravanas de centroamericanos menesterosos que caminan hacia el norte en búsqueda de un futuro mejor!

El Bundestag elaboró un informe donde se cuestiona el reconocimiento a Guaidó por parte del gobierno alemán por considerar los expertos contratados que“el reconocimiento de Guaidó significaría una intromisión en los asuntos internos de otro país”.

Aparte de que según el informe de los asesores parlamentarios, “para el derecho internacional es relevante la cuestión de si el presidente ha impuesto su autoridad de forma definitiva, algo que es dudoso en el caso venezolano –de Guaidó-”.

El diputado Andrej Hunko declaró que “es obvio que Guaidó actualmente no tiene poder real en Venezuela”. “Reconocerlo como presidente significaría cometer un acto irresponsable que agravaría más el conflicto”, criticó, y dijo que en el país sudamericano existe el peligro de una guerra civil o de una intervención militar”. “El gobierno alemán podría haber mediado, pero desaprovechó esta oportunidad reconociendo a Guaidó”, se lamentó. En esta visión el diputado alemán coincide con el general en retiro GN Régulo Díaz adversario de Hugo Chávez según se observa en el twitter quien advirtió que “si hay intervención extranjera se provocaría una guerra civil”.
omingo AlbertpPero para quienes creen que otros nos van a solucionar nuestros problemas… aún hay esperanzas: No creo que los gobiernos estadounidenses abandonen el uso de “combos” para poner en práctica en cada ocasión donde consideren que hay problemas y se debe cambiar un gobierno extranjero. Por ello me parece irrelevante que Guaidó regrese o no lo haga… pasará a retiro como “última esperanza”… y no estará solo… allí yacen otros.

Pero no debe haber espacio al desánimo… hasta el Revocatorio del 2022 se puede organizar un movimiento, disciplinadísimo, alrededor de resolver los verdaderos problemas del país sin facilitarle a los amigotes el salto a la riqueza más obscena.
No es imposible… basta cambiar socialismo de Maduro y la ex MUD por capitalismo, mercado o libertarismo.