Los detalles inéditos de la controversial entrevista de Jorge Ramos a Maduro

Durante la entrevista en la que a Nicolás Maduro no le gustaron las preguntas de Jorge Ramos y por la que detuvo e incautó equipo de Univision, la productora Claudia Rondón tomó notas. Una vez que comenzó la entrevista en Miraflores Claudia activó el cronómetro y empezó a hacer el log, como se le dice en televisión al listado secuencial de una grabación. Estas son las anotaciones que contiene la libreta de Claudia. Así lo reseña univision.com

Por Daniel Coronell

Fernán Martínez definió la situación con una frase rotunda: “El reportaje que Jorge Ramos no pudo publicar es el que más se ha publicado”. Esta semana Nicolás Maduro, en un acto de censura dictatorial, detuvo a siete miembros de un equipo periodístico de Univision durante un poco más de dos horas en el Palacio de Miraflores. Sin invocar norma alguna -solamente porque no le gustaron las preguntas- les incautó las cámaras, el equipo técnico y decomisó la grabación que contiene la entrevista para que nadie pueda verla.

El resultado ha sido peor para Maduro. La no publicación lo ha golpeado mucho más que las preguntas que Jorge Ramos, legítimamente, le formuló en la entrevista censurada.

La integrante más joven del equipo periodístico, sometido a estas arbitrariedades en Caracas, se llama Claudia Rondón. Es una mujer de una determinación indoblegable que no es fácil de imaginar detrás de su figura menuda y su voz dulce.

Tiene 29 años y es madre de una bebé de dos años y medio. Entró a Estados Unidos en 2011, atravesando a pie la frontera por Laredo, Texas, después de haber dejado Cuba como lo han tenido que hacer tantos compatriotas suyos.

Claudia consiguió la entrevista. No había condiciones previas, si las hubiera Univision no las habría aceptado. Escuché claramente, una semana antes del encuentro, cuando Jorge Ramos le dijo por teléfono al ministro de comunicaciones de Venezuela Jorge Rodríguez que no tenía duda de que sería una entrevista dura para Maduro y dura para el periodista.

El lunes pasado cuando Nicolás Maduro llegó al patio del Palacio de Miraflores, lugar escogido para la entrevista, Claudia tenía en su mano un cuaderno de 80 hojas, de pasta amarilla y lomo de espiral. De esos que se pueden comprar por algo más de dos dólares en cualquier tienda de Miami.

Cuando las cámaras se encendieron. Claudia activó el cronómetro y empezó a hacer el log, como se le dice en televisión al listado secuencial de una grabación.

En el minuto 0:00 de la entrevista escribió con su letra pegada: “¿Cómo lo llamo?”. Corresponde esta nota a la primera pregunta de Jorge Ramos y al inicio de la tirante entrevista:

-¿Cómo lo llamo: Presidente o dictador?

La tensión que arrancó en ese minuto fue creciendo, sin tregua, durante el tiempo que duró el encuentro. En el minuto 2:55, de acuerdo con las notas de Claudia, Maduro le dijo a Ramos: “Tu eres opositor de derecha”

La tensión que arrancó en ese minuto fue creciendo, sin tregua, durante el tiempo que duró el encuentro. En el minuto 2:55, de acuerdo con las notas de Claudia, Maduro le dijo a Ramos: “Tu eres opositor de derecha”

Jorge Ramos, que le ha preguntado con igual rigor a poderosos de derecha y de izquierda, tuvo que oír una afirmación que retrata lo que piensa Maduro de la libertad de prensa. En el minuto 10, siempre siguiendo el cuaderno de Claudia, afirmó: “Si fueras venezolano enfrentarías la justicia”, “Son sucias tus acusaciones”, “Tu entrevista ha tomado el camino de la suciedad”.

Claudia, disciplinada y discreta como buena productora, tomaba notas y trataba de pasar desapercibida mientras la temperatura seguía subiendo en el patio de Miraflores. Nicolás Maduro había llegado acompañado por un grupo de invitados, de alto nivel, algunos de los cuales se levantaban nerviosamente para hacerle señas al gobernante por detrás de las cámaras.

Jorge Ramos le preguntó por los presos políticos en Venezuela que llegan casi a mil, según las denuncias de Foro Penal. A ese punto, Maduro había perdido irremediablemente la compostura. La nota de Claudia registra que en el minuto 12 segundo 53 exclamó: “Jorge llévate tu basurita”, “Te vas a tragar tu basura con una Coca-Cola”.

Los guardaespaldas celebraron las frases del gobernante. En el minuto 15 segundo 4 de la agitada entrevista, un iracundo Nicolás Maduro increpa a Ramos: “Provocador profesional”, “A mi no me vas a sacar de casillas”.

Segundos después, Maduro niega la existencia de una crisis humanitaria en Venezuela y dice que el hambre de sus compatriotas solo existe en la propaganda de sus adversarios. En ese momento Jorge le muestra un video grabado por él mismo en Caracas. La imagen registra a unos jóvenes alimentándose con desperdicios de un camión de basura mientras culpan al gobierno de su miseria.

Los apuntes de Claudia indican que en el minuto 17:00, Jorge afirma ante las imágenes que Maduro trata de tapar en el iPad: “la revolución ha fracasado terriblemente”.

En ese momento, Nicolás Maduro se levanta y empieza a suceder todo lo que ha pasado solamente para impedir que el mundo conozca esos 17 minutos de grabación.