Los problemas petroleros de Venezuela son significativos y crecientes

Referencial. Nicolás Maduro y Manuel Quevedo durante una reunión con los trabajadores de Pdvsa el 5 de junio de 2018 / foto Presidencia.gob.ve

 

Venezuela está luchando por encontrar compradores para su petróleo, con la esperanza de mantener vivos los flujos de ingresos, cuando Maduro pierde el control de Citgo.

Por DMB | lapatilla.com

Citgo, La filial de Pdvsa con sede en EE. UU. rompió oficialmente los lazos con su empresa matriz para cumplir con las sanciones de EE. UU., según Reuters. Citgo dejó de enviar pagos a PDVSA y Gauidó nombró una nueva junta directiva para la empresa. Algunos empleados venezolanos que trabajan en Citgo en los Estados Unidos regresaron a Caracas.

Citgo es el octavo refinador más grande de los EE. UU. con 750.000 bpd, posee oleoductos, terminales y una amplia red de estaciones de servicio.. La compañía es una fuente clave de ingresos para el gobierno venezolano.

El gobierno de Trump había estado alejando a los acreedores, quienes, como los buitres, han estado rodeando a Citgo, preparándose para un incumplimiento en medio del caos político. Pdvsa hipotecó el 49,9% de Citgo a favor de la rusa Rosneft por un préstamo de 1.500 millones de dólares en noviembre de 2016. En octubre de 2016 Pdvsa comprometió 50,1% de sus acciones de Citgo al colocarlas como garantía en el canje de los bonos Pdvsa 2020.

Guaidó y el gobierno de Trump querían que Citgo permaneciera intacta, libre de acciones de acreedores, de modo que proporcionara una fuente de ingresos para el gobierno incipiente después de la salida de Maduro. La separación de Citgo de Pdvsa es un elemento crucial para mantener a Citgo viva.

Maduro y Pdvsa están tratando de evitar que sus exportaciones de petróleo colapsen. El objetivo de Pdvsa es realizar envíos de petróleo a India y Europa, según informa el Wall Street Journal , aunque los descuentos necesarios para asegurar las ventas a compradores preocupados y nerviosos por las posibles implicaciones de las sanciones, podrían significar que los ingresos de las ventas del país disminuyan enormemente.

El presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, dijo que las exportaciones se mantienen constantes en 1,2 millones de barriles por día ( MM b / d), aunque el WSJ señala que las estimaciones privadas de la firma de rastreo de envíos Kpler colocaron la cifra en 1,1 MM b / d.

Las exportaciones a India aumentaron modestamente en 40.000 bpd en febrero. El WSJ informa que España, Suecia y el Reino Unido continúan importando petróleo de Venezuela.

Algunos de esos envíos son para el repago de préstamos anteriores y, por lo tanto, no están generando ingresos. Además, algo sorprendente, las exportaciones a China disminuyeron en 155.000 bpd en febrero, informa el WSJ. Se esperaba que China fuera uno de los pocos países que podrían recoger cargamentos adicionales luego de las sanciones de Estados Unidos, pero al parecer eso aún no ha sucedido.

Otros compradores se están alejando. La italiana Eni ha dejado de comprar petróleo de Venezuela, junto con otras grandes petroleras europeas. Incluso la empresa petrolera privada rusa Lukoil terminó su comercio de petróleo por productos con Venezuela.

Uno de los problemas para Pdvsa es la calidad de su crudo. El grado pesado del petróleo venezolano solo se puede refinar en ciertos lugares. La costa del Golfo de los Estados Unidos fue una de las pocas fuentes de mayor capacidad de refinación de petróleo pesado, por la alta capacidad de conversión profunda de sus refinerías, como las refinerías de Citgo y también las de Valero y Chevron. Con las ventas a la Costa del Golfo de los EE. UU. cayendo drásticamente, es difícil encontrar otros compradores para tanto petróleo pesado.

La petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, ahora tiene 10,8 millones de barriles de crudo en muelles sin un comprador debido a las sanciones de EE. UU., según informes de terminales revisados por S&P Global Platts el jueves.