Súpermillonarios chinos están perdiendo la fe en el país. Algunos temen que se convierta en otra Venezuela

Crece el temor en los supermillonarios de China sobre el futuro económico de ese pais | foto Wang Zhao AFP

 

Los súper ricos de China están perdiendo su fe en el futuro financiero del país, ya que los temores sobre los efectos de la desaceleración del comercio mundial y la desaceleración de la liberalización económica en China son motivos de preocupación.

Por Will Martin para Business Insider | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Según un artículo publicado en enero por Hurun Report , una firma de investigación con sede en Shanghái, más de un tercio de los ciudadanos chinos “súper ricos” ahora se describen a sí mismos como “muy seguros” sobre el futuro de la economía china.

En la superficie, parece ser un número sólido, pero es sorprendente cuando se compara con la misma encuesta de hace dos años, que mostró que casi dos tercios confiaban mucho en el futuro económico de China. También es el número más bajo en los 15 años que se ha realizado la encuesta, dijo Hurun.

La misma encuesta de Hurun también mostró que el número de chinos ricos que “no tienen confianza en absoluto” en el futuro económico de China se ha duplicado con respecto a la encuesta del año pasado, y ahora se sitúa en el 14%.

La encuesta de Hurun entre 465 ciudadanos chinos súper ricos también mostró que casi la mitad están considerando, o ya están en proceso de, emigrar fuera de China.

La noticia de que las élites ricas de China pierden la fe en el futuro de la exitosa historia económica de China llega en un momento en que el país se enfrenta a una encrucijada importante, con la actual disputa comercial con los EE. UU. y una desaceleración general del crecimiento.

El crecimiento económico chino, aunque sigue siendo muy alto para los estándares de las economías desarrolladas, continúa desacelerándose. A finales de 2018, se expandió al ritmo más lento año tras año desde el apogeo de la Gran Recesión.

La economía china creció un 6,6% con respecto al año anterior, por debajo del 6,9% de 2017, según sugieren los datos oficiales en enero.

No solo se está desacelerando el crecimiento, sino que muchas élites chinas temen que la liberalización económica que ayudó a hacer de China la segunda economía más grande de la tierra esté tartamudeando bajo el régimen de Xi, y que eventualmente podría llevar al país por un camino económico preocupante.

Un perfil del New York Times sobre el tema publicado en febrero sugería que algunos ciudadanos ricos incluso tienen miedo de que China pueda terminar por el mismo camino que la otrora próspera Venezuela.

“Pocos predicen una caída, pero las preocupaciones sobre las perspectivas a largo plazo de China están creciendo”, escribió el Times. “El pesimismo es tan alto, de hecho, que algunos empresarios están comparando el futuro potencial de China con otro país donde el gobierno tomó el control de la economía y no se calmó: Venezuela”.

El informe no proporcionó ningún nombre específico de la persona de negocios en el expediente que hizo tales aseveraciones.