En India, una mujer mató al hombre que la violó e intentó quemarla

India
Los partidarios de Swati Maliwal, jefe de la Comisión de Mujeres del gobierno de Delhi, gritan consignas cuando participan en una protesta contra la violación y la violencia contra las mujeres en Nueva Delhi el 6 de marzo de 2019. – Maliwal, quien dijo que al menos seis mujeres fueron violadas cada una. El día en la capital india, está emprendiendo una campaña de campaña en Nueva Delhi del 24 de febrero al 8 de marzo para hacer que la ciudad sea más segura para mujeres y niños. (Foto por Sajjad HUSSAIN / AFP)

 

Una mujer mató en India al hombre que acababa de violarla, atrayéndole hacia el fuego que este había encendido para quemarla, informaron el miércoles fuentes policiales.

La mujer, una viuda de 35 años, sobrevivió con quemaduras en el rostro y en las manos, mientras que el violador, de 42 años, sucumbió a sus heridas en el hospital.

La india explicó a la policía que su agresor la había atacado y violado en su casa, al norte de Calcuta, en el este de India, mientras que sus hijas habían salido.

“Después me roció el cuerpo con queroseno antes de prender fuego”, contó a la AFP el agente de policía, Sajal Kanti Biswas, citando las declaraciones de la mujer.

India cuenta con un duro balance en materia de violencia sexual. En 2016, se señalaron 100 violaciones al día de media, según las últimas estadísticas oficiales. En muchos casos, se echa la culpa a las víctimas.

Uno de los autores en 2012 de la violación en grupo y del asesinato de una estudiante a bordo de un autobús que creó una gran conmoción en el país, culpó a la víctima, afirmando que las mujeres que salen tarde por la noche atraen a los hombres.

A menudo se denuncia la lentitud del sistema judicial y cierta indulgencia de la policía. En los últimos años, se han visto varios casos en los que las víctimas recurrieron a métodos rápidos para hacer justicia.

A finales de diciembre, una india rebanó el pene de un vecino que la acosaba, antes de llevarle al hospital para salvarle la vida.

 

AFP