Miércoles de Ceniza: ¿Qué hacer cuando el sacerdote impone la ceniza?

Celebración del Miércoles de Ceniza en base aérea Scott, en Estados Unidos / Foto: U.S. Air Force photo/Airman 1st Class Divine Cox

 

“Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” o “arrepiéntete y cree en el Evangelio”. Esta será la frase que escucharán millones de católicos durante el Miércoles de Ceniza, mientras los sacerdotes aplican cenizas en sus frentes, haciendo la señal de la cruz.

En la Misa que se celebra durante el Miércoles de Ceniza, que marca el inicio de la Cuaresma, el sacerdote y los ministros que lo asisten pronuncian una fórmula cuando imponen la ceniza en la frente de los fieles. Tal vez alguien se ha preguntado si debe responder algo.

El padre Samuel Bonilla, conocido como el “Padre Sam”, explicó en su blog que cuando se inicia la Cuaresma “¿se responde algo cuando el sacerdote o ministro nos coloca la ceniza?”.

Al revisar las indicaciones del Misal Romano, el mismo indica que “seguidamente, todos los fieles se acercan al sacerdote que impone la ceniza sobre ellos; a cada uno le dice: ‘Conviértete y cree en el Evangelio’ (Cfr. Mc 1,15) o ‘Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás’ (Cfr. Gn 3, 19)”.

En ese documento “no se indica respuesta alguna. Lo cual nos lleva a concluir que no se responde nada, pues de así ser, se especificaría”.

“Por lo tanto, cuando el sacerdote o ministro te coloquen la ceniza en la frente o en la coronilla de la cabeza, retírate en silencio, meditando la frase/invitación que te han hecho”, concluyó el presbítero Sam.

De acuerdo a las instrucciones del Misal Romano, las cenizas se obtienen típicamente de las palmas o ramos del Domingo de Ramos del año anterior.

Estos ramos son quemados hasta obtener un fino polvo y, en Estados Unidos, son mezclados con agua bendita o aceite de crisma para crear una pasta. En otras partes del mundo a veces se esparce cenizas secas en la cabeza, en vez de una pasta.

Con información de Aciprensa.com