Miguel Méndez Rodulfo: Presidencia de transición – Ambiente II

Siendo la materia ambiental tan extremadamente importante y como dijimos trasversal a todos los sectores, es necesario continuar con su análisis, puesto que un solo artículo no fue suficiente para abordar toda su temática. La siguiente acción que hay acometer, luego de haber establecido que el Arco Minero, El Lago de Valencia, los lodos rojos de las empresas básicas de Guayana y el problema del coque y el azufre acumulado en Jose, son los prioridades, es reducir el déficit de saneamiento ambiental en el país; en efecto, hay que proceder a descontaminar el río Guaire, el río Valle y el río Tuy, con lo cual Venezuela dejaría de contaminar significativamente el Mar Caribe; concluir el Proyecto Guaire y conectar los colectores marginales, la planta de tratamiento de El Encantado, así como también colocar los colectores marginales en el sureste de Caracas; obligar que cada industria del país, tenga su propia planta de tratamiento de aguas residuales y de desechos contaminantes o tóxicos; exigir a las granjas porcinas y avícolas, así como a los mataderos, etc., que no arrojen sus descargas a los cursos de agua sin haber sido tratadas en su propia planta de tratamiento; además plantear que reusen sus aguas servidas ya tratadas; normar y asegurar que cada urbanización tenga su planta particular de tratamiento de aguas servidas; crear sistemas de recolección (alcantarillado, colectores primarios y colectores marginales) así como de tratamiento de aguas servidas (plantas de tratamiento de aguas residuales, grises y negras) en toda gran ciudad, ciudades intermedias, poblados importantes y en cada aldea o villa; hay que poner a funcionar urgentemente las 143 plantas de tratamiento existentes en el país que están inoperativas; pero hay que construir muchas más de manera que todas las aguas servidas del país se traten debidamente; reusar las aguas residuales de las ciudades, después de tratadas, para regar espacios verdes como plazas y jardines, en la industria para sistemas de enfriamiento, y en la agricultura para riego.

La siguiente acción es rescatar el Parque Nacional Morrocoy: sanear el Parque Nacional Morrocoy. Aplicar los controles, realizar estudios sobre la capacidad de carga de los cayos, desarrollar un plan de manejo de desechos sólidos, cloacas, tratamiento de efluentes, e incentivar el turismo ecológico; instaurar un período de veda; contratar dos guardaparques por cayo; sancionar ejemplarmente a lancheros “creadores de playas nuevas y de úneles vegetales”; restitución de paso de cangrejos y de corriente de agua en franja antes de llegar a Tucacas obstruida por edificios; contratar una fuerza de seguridad privada; designar una autoridad única; construcción de plantas de tratamiento; no pernoctar en el parque; habilitar campamentos en tierra para pernocta de temporadistas; aplicar fuertes multas a quienes tiren basura; prohibición de hacer parrillas y cocinar; control de volumen de música; control de yates y lanchas; tarifa por uso del parque; control del licor, etc. Rescatar el Lago de Maracaibo es la acción que sigue: la salinización del lago causada por el dragado, aunado a los procesos de contaminación, han determinado que más del 80% de la fauna autóctona del Lago (peces, mamíferos y reptiles, en muchos casos endémicos de éste ecosistema) se haya extinguido; por otra parte, la descarga de aguas servidas en cuerpos de agua poco profundos y de aguas calientes como el Lago de Maracaibo, produce el crecimiento de microorganismos y de plantas acuáticas como la lemna, propia de ambientes ricos en nitrógeno que aporta la materia orgánica que contienen las cloacas, las cuales se descargan sin tratamiento previo, directamente al Lago de Maracaibo. Para la Transición, se plantea recoger mediante colectores marginales las aguas servidas que caen al Lago de Maracaibo, para tratarlas y depurarlas antes de verterlas; recoger la basura que ha caído en el lago e implementar sistemas de recogida y disposición de residuos sólidos, antes que puedan ser tirados al lago. Todo ello acabaría con la lemna. A mediano plazo hay que mudar el puerto de Maracaibo al norte, a fin de reducir la profundidad del dragado del Lago, de manera de disminuir la entrada de agua salada, de tal forma que el reservorio recupere la normalidad de sus aguas. Para ello hay que enviar el petróleo producido en esa cuenca hacia los terminales de embarque de Paraguaná.

Miguel Méndez Rodulfo

Caracas 5 de Marzo de 2019