Apagón masivo desnuda aún más la emergencia de los hospitales en el país

Instalaciones del Hospital de Clínicas Caracas cerradas | Foto: lapatilla.com

 

El apagón masivo que se registra en Venezuela y que ya lleva más de 24 horas ha dejado aún más en evidencia la crisis de los hospitales, pues según usuarios de algunos centros de salud públicos de Caracas las emergencias estaban restringidas y varios nosocomios tenían sus puertas cerradas.

Efe visitó al menos siete centros de salud de Caracas en los que cuatro de ellos tenían sus puertas de la emergencia cerradas, pese a que tenían a pacientes esperando en la calle solicitando ingreso.

Una de ellas fue la joven Kimberly Pacheco, quien con un bebé en brazos, pedía a la entrada del hospital J.M. de los Ríos atención para su niño, pues presentaba desde hace tres días vómito, diarrea y fiebre.

A Pacheco los militares y milicianos que custodian normalmente este y todos los hospitales del país le negaron el acceso debido a que la planta eléctrica no estaba en funcionamiento.

Los militares le pidieron acudir a otro centro asistencial, aunque un grupo de trabajadores de Corpoelec trabajaba en el hospital para instalar otro generador de energía con el que se pudieran atender las zonas “críticas” del centro de salud, según dijeron ellos mismos a Efe.

De acuerdo con información del médico Julio Castro, portavoz de la organización Médicos por la Salud, en el J.M de los Ríos ya murió un paciente que estaba en un estado “muy delicado previo al apagón”.

En este hospital se reportan muertes casi todas las semanas, pero las autoridades del país nunca se pronuncian sobre estos fallecimientos que ocurren en medio de la acelerada crisis que ha dejado a los centros asistenciales públicos con una escasez de medicinas y material de 90 %, según datos de sindicatos de salud.

Según la última Encuesta Nacional de Hospitales, presentada por Castro, entre el 19 de noviembre y el 9 de febrero se reportaron 79 muertes que coinciden con las horas en las que los hospitales de todo el país reportaron fallas en el servicio de energía eléctrica.

En las declaraciones que ofreció hoy a periodistas dijo también que al menos la mitad de las emergencias de los hospitales de Venezuela no contaron con planta eléctrica para hacerle frente al apagón que dejó sin electricidad a casi todo el país.

Entretanto, en la Maternidad Concepción Palacios, la principal del país, las puertas de las emergencias también estaban cerradas y no dejaban pasar a las mujeres que llegaban en el último tramo del trabajo de parto.

Sin embargo, esta es una situación común en esta maternidad debido a que el centro se encuentra colapsado y sin material médico, dijo a Efe una de sus trabajadoras en el anonimato, mientras que una de las visitantes que también prefirió no identificarse indicó que después del apagón la situación fue “peor”.

En la maternidad Santa Ana, por su parte, sí estaban atendiendo las emergencias, pero no estaban realizando ningún tipo de exámenes.

A las afueras de este centro de Salud, decenas de personas esperaban para ponerse en contacto con sus familiares que se encontraban internas, pues desde el apagón no les han dejado ingresar.

Otro hospital que también estaba atendiendo las emergencias era el José María Vargas, donde funcionaba la planta, pero como en la mayoría de los centros de salud públicos, los pacientes debían llevar sus medicamentos y materiales médicos.

En este nosocomio se registró también una muerte de un señor de 92 años, pero su hija, Flor Colmenares, que esperaba en la entrada, aseguró que no se debió al apagón sino a su delicada condición.

“Él estaba en trauma shock, pero no estaba conectado a ninguna máquina, solo tenía oxígeno y una sonda”, dijo a Efe la mujer de 64 años que señaló que pese a que su padre estaba recibiendo atención, le mandaron unas inyecciones para tratar su infección cerebral, pero no las consiguió, eran “muy caras”.

Asimismo, en el oeste del país, la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, advirtió que si “dentro del lapso de las ocho horas siguientes no llega la energía eléctrica” el Hospital Central de esa región va a colapsar y con ello la vida de 11 neonatos que se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Según datos del diputado opositor José Manuel Olivares, las plantas eléctricas dispuestas en algunos hospitales solo funcionaron en las emergencias y unidades de cuidados intensivos.

Los apagones en el país son comunes desde hace cinco años, pero a medida que pasa el tiempo se hacen más frecuentes y más extendidos.

El que se registra desde el jueves en la tarde es el más largo ocurrido en la historia de Venezuela y el Gobierno lo atribuye a una supuesta “guerra eléctrica” y un “sabotaje” por parte de Estados Unidos, país al que responsabiliza de todos los problemas de la nación.

EFE