Luis Barragán: Atrincheramiento

Luis Barragán @LuisBarraganJ

Jamás antes en Venezuela, régimen alguno había llegado a los extremos del actual. No pueden alegar que el colapso eléctrico los sorprendió, pues, desde principios de la primera década de este siglo, sobraron las advertencias en torno a las inversiones necesarias y la operatividad misma de la industria, por voces muy autorizadas en la materia.

Por supuesto, la tentación es la de repetir los argumentos, denuncias y reparos hechos, trayendo a colación todas las cifras que desenmascaran al oficialismo. Bastará con citar el informe técnico realizado y publicado, muy serio y enjundioso, elaborado por expertos, entre los cuales destacó el Ingº Miguel Lara, luego de la personal y activa denuncia que hizo un grupo de parlamentarios y dirigentes, encabezado por María Corina Machado y Andrés Velásquez, en la sede de Edelca, al sur del país por 2013.

Aferrados al poder, a cualquier costo – incluso – en vidas humanas, como ha ocurrido con las muchas horas del colapso de los servicios eléctricos, agregando sus intermitencias, no hay otra situación que la de un atrincheramiento en Miraflores. Por más que, externa e internamente, se encuentre aislada la dictadura, sin recursos materiales y hasta simbólicos, la tozudez cruza las fronteras de la criminalidad.

¿Qué otra demostración debemos esperar? Al plantear un proyecto de Acuerdo mediante el cual la Asamblea Nacional autoriza la misión de paz de los países democráticos sensibles a nuestra situación, la Fracción Parlamentaria 16 de Julio asume debidamente su responsabilidad.

Los voceros calificados de esta dictadura, no asumen ninguna y, tras las consignas habituales, desean victimizarse. Escuchando emisiones como las de la Radio Nacional de Venezuela, trastocada en una obscena corneta miraflorina, se evidencia la quiebra de la razón en el poder establecido, a favor del disparate que rebota en cada ciudadano indignado ante tanto caradurismo.