Griselda Reyes: Venezuela en tragedia

Hoy no puedo más que lamentarme por todo lo ocurrido en los últimos días, donde el país ha vivido la oscurana más grande de su historia republicana, es más, creo que nunca se había vivido antes tanta improvisación y mediocridad junta, donde los personeros del gobierno saben es justificarse con tratar de resolver su incompetencia diciendo “un sabotaje”, pero comprémosle la excusa, si es un sabotaje como dicen, entonces estamos en manos de unos incapaces que no pueden dar respuesta a cualquier ataque que se le presente.

Sea como sea, Venezuela vive una de las tragedia única en su historia, donde nos gobierna un señor que no tiene idea de que está haciendo, bueno corrijo, si saben, y vamos rumbo a la destrucción absoluta de un país rico convertido en miseria, donde la cubanización ya es evidente y donde nos toca a los venezolanos que amamos esta tierras a crear condiciones que vayan generando las transformaciones necesarias, nuestro país no soporta más tanta desidia, y no es una consigna al aire, sino el grito de atención, llegó la hora de asumir los retos, de decir presente y levantar con fuerza la voz para construir esa nueva patria.

Cinco días sin electricidad en todo el país, se dice y no se cree, pero el responsable es una sola persona, Hugo Rafael Chávez Fría, y por qué ese señor?, cuando llegó al poder, Venezuela contaba con diversos sistema eléctricos, Caracas, con Vargas y varios municipios de Miranda estaban conectado a una empresa privada, la Electricidad de Caracas, y su fuente de generación era Tacoa, por su parte el Zulia y Falcón estaban conectado a Eleven, donde esta región tenía absoluta independencia, y los Andes tenía, la represa de Santo Domingo en Mérida y hasta un pueblo se compró por completo para construir otra gran represa que fuera capaz de producir tanta energía que le vendíamos al Norte de Colombia, y el Gurí atendía estados orientales y vendíamos electricidad a Roraima en Brasil.

Pues llegó Chávez con su tragedia de proyecto, expropió todas esas empresas eléctricas conectándola al Gurí, comenzando así el descalabro eléctrico, con ello logrando convertir al país exportador de electricidad en el país más oscuro del mundo, compitiendo con la Corea comunista, esta trágica decisión nos ha costado hoy en día 178 vidas de venezolanos que estaban conectados en respiradores artificiales en los hospitales, que dejaron de existir porque se les fue la vida en su suspiro, esa trágica decisión, nos ha costado a los venezolanos perdidas incalculables, donde estamos pasando por una de las inflaciones más grande de la historia y ahora dejo a un país al borde absoluto del colapso.
Pero no solo las expropiaciones, a esto tenemos que sumarle la falta de mantenimiento, no existe inversión en la recuperación, el personal técnico ya no está en la empresa, y la inversión es casi nula, por un proyecto político que cada día nos mantiene más lejos de ser un país de oportunidades, de desarrollo, ceo que este país se perdió, este país ya más nunca será lo mismo hasta que cada venezolano decida asumir la responsabilidad de lo que nos corresponda, que cada quien haga lo que tiene que hacer, y lograr todos en un solo hombre salir de esta crisis que vivimos.

La tragedia no termina ahí, por el contrario, no hay un responsable que asuma su error, han activado su aparato propagandístico para decirnos que todo es producto del sabotaje, sin que exista alguien que se atreva a asumir la responsabilidad de reconocer algo que todos lo sabemos, y que incluso sabíamos que esto iba a suceder, pero vivimos con la esperanza no llegara.

Hoy el país de la tragedia nos espera, la segunda vez que vino San Juan Pablo II, nos dejó una enseñanza, “Despierta y reacciona, es el momento”, pues, a eso te quiero invitar, a que despertemos, a que reaccionemos, porque es el país el que estamos perdiendo, no es una bodega, ni un negocio mal habido, es una nación que no tiene la culpa de ser gobernada por la indolencia y la desesperanza.

@Grisledareyesq