Presidente del CIV: El histórico apagón estaba anunciado y no se tomaron medidas para evitarlo

CIV
Apagón en Caracas, Venezuela, 8 de marzo de 2019. REUTERS / Manaure Quintero

 

Hace 14 años el Colegio de Ingenieros de Venezuela comenzó a alertar sobre la crisis eléctrica en el país indicando que su mal manejo podría ocasionar un colapso, declaró hoy el presidente del CIV, Ing. Enzo Betancourt al recordar además que esta institución ofreció hace un año un plan integral para el rescate del sistema eléctrico nacional, “y el gobierno no nos hizo caso”.

La anterior afirmación fue hecha a propósito de la histórica interrupción del suministro de energía desde el pasado jueves, que afectó más del 80% de todo el territorio nacional creando zozobra y angustia en la población. Desde este martes se ha venido reestableciendo progresivamente el servicio, pero aún quedan sectores del país sin el fluido eléctrico.

Señaló luego el Ing. Betancourt que “no se equivocó el Ing. Luis Vásquez Corro, -a quien hoy el tiempo le ha dado la razón- cuando en Barquisimeto hace dos años denunció “las complicaciones existentes en la represa Guri, que podrían ocasionar un gran apagón nacional”. “Como consecuencia de estas declaraciones, el colega fue detenido arbitrariamente por organismos policiales siendo señalado de crear alarma en la población”. “La manifiesta incapacidad, aunada a la negligencia es ocultada bajo el ya manido y nada creíble argumento del “sabotaje”, cuando se presenta una contingencia en el sector eléctrico, y este caso no podía ser la excepción”.

-Las lamentables pérdidas pudieron evitarse -dijo- si el gobierno hubiese actuado desde un principio con buena disposición y deseos de enfrentar el problema, pero lamentablemente la cruda y triste realidad nos señala otra cosa. Hasta La saciedad hemos estado denunciando que el sistema eléctrico nacional no está en condiciones de prestar un servicio eficiente y confiable. Hemos realizado exhaustivos análisis de la situación, y hemos presentado soluciones y sugerencias. No existe el mantenimiento de estaciones y plantas de distribución. Además se ha producido un éxodo de profesionales por las malas condiciones de trabajo y bajos salarios, y las inversiones no han sido suficientes. En el 2009 se decretó la emergencia eléctrica, y sus resultados han sido altamente negativos debido a que el problema se agrava cada vez más, y lamentable es decirlo, pero si no se aplican los correctivos necesarios, esta contingencia tiende a repetirse con mayor frecuencia, refirió el Ing. Betancourt.

-En el Colegio de Ingenieros de Venezuela -resaltó- hemos presentado fórmulas viables, con personal altamente calificado, que permiten enfrentar este problema que tanto afecta la calidad de vida de los venezolanos, su seguridad y hasta sus vidas. Lamentablemente estas propuestas nunca fueron tomadas en cuenta. Sin embargo, seguimos insistiendo, y ante esta nueva y lamentable circunstancia, el gremio que presido propone la creación de una comisión interdisciplinaria nacional e inclusive, con participación internacional, para realizar una auditoría de lo sucedido y presentarle un informe al país con sus respectivas soluciones.

Finalmente destacó que “nuestra ley del ejercicio de la profesión establece que el Colegio de Ingenieros de Venezuela es guardián del interés público, y de allí parten obligatoriamente todos nuestros pronunciamientos.

Nota de prensa