EEUU y Europa amplían sus sanciones a Rusia por agresiones en Ucrania

Vladimir Putin. REUTERS/Maxim Shemetov

 

Estados Unidos, junto con la Unión Europea, Australia y Canadá, impuso el viernes nuevas sanciones contra funcionarios rusos por “continuar sus agresiones en Ucrania”, según informó el Tesoro del país en un comunicado.

Seis funcionarios han sido incluidos en la lista negra por capturar tres barcos ucranianos en el estrecho de Kertch, cerca de Crimea, y apoyar a los rebeldes separatistas en el este de Ucrania. El Tesoro congela los activos de los implicados y prohíbe hacer negocios con ellos.

“Desde que Rusia comenzó su campaña de agresión contra Ucrania” y la ocupación de la península de Crimea, Washington, junto con sus socios internacionales, ha mostrado su “oposición a las acciones ilegales de Rusia, incluido su ataque en el estrecho de Kerch”, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado.

“Pedimos a Rusia que devuelva a Ucrania los barcos capturados y a los miembros de la tripulación detenidos (…) y respete la soberanía y la integridad del territorio de Ucrania”, añadió el gobierno estadounidense.

La sanciones afectan principalmente a cuatro responsables rusos del servicio nacional de fronteras y guardacostas implicados, en noviembre del año pasado, en el ataque a tres barcos ucranianos cerca de Crimea, explicó el Tesoro.

Desde esa acción, 24 marineros ucranianos “permanecen encarcelados ilegalmente”, añadió el gobierno de Estados Unidos.

Rusia está acusada de continuar “su ocupación de Crimea, y el Kremlin ha apoyado también las elecciones ilegales celebradas por los separatistas ucranianos el 11 de noviembre de 2018”, explicó el Tesoro.

Estados Unidos sancionó también a dos separatistas ucranianos implicados en la organización de esos comicios, Aleksey Naydenko y Vladimir Vysotsky.

Ocho compañías rusas, incluyendo seis grupos de defensa que operan en Crimea, también están en la lista negra de Washington.

En la lista hay dos astilleros, incluido Zelenodolsk, el mayor constructor de barcos rusos, así como un proveedor de equipos hidroacústicos (Okeanpribor), un fabricante de motores diésel para la armada rusa (Zvezda) y un productor y proveedor de componentes electrónicos del ejército ruso (Fiolent).

El presidente del comité de asuntos exteriores del Parlamento ruso, Konstantin Kosachev, denunció las sanciones en Facebook. “La estrategia ha funcionado: provocación – reacción – sanciones. Esto significa que Kiev puede provocar fácilmente tantas sanciones de Occidente como quiera”, escribió.

AFP