Verdades y rumores ¡Conozca la verdad del mega apagón socialista!, por @darwinch857

 

PARTE DE GUERRA. Las cosas en Venezuela parece que siguen estáticas. Pensar  que no hay avances, no es un pecado, aunque si los hay. El problema es el retardo en la concreción del cambio. Luego de dos meses de la nueva etapa del conflicto, Maduro sigue en el poder. Está débil, pero no caído. Mientras tanto, Juan Guaidó sigue siendo el líder de la rebelión democrática, goza de una alta popularidad, pero no ha logrado por ahora el anhelado cambio. Contra Maduro hay muchos factores que lo seguirán debilitando: la falta de recursos, de acceso a financiamiento y hasta para la compra de alimentos se les complica, mientras la escasez de comida se profundizará con el mega apagón. Las cosas para el oficialismo están muy complicadas. Penden de un hilo, pero aun nadie corta el hilo para que caigan. Contra Guaidó corre la urgencia de la mayoría de la población para concretar la transición. Hay mucho desespero, pero además está en plena ejecución una campaña de redes sociales acusándolo de no querer resolver el conflicto. Esta es una guerra de largo aliento y con eso no digo que durará mucho tiempo, sino que implica acciones concretas, pasos muy estudiados y sobre todo bajar la angustia para poder pensar con racionalidad. Claro está, el veloz deterioro del país es la base de toda la desesperación. Y con el pasar de los días la urgencia aumentará, porque si usted se detiene a analizar las consecuencias del monstruoso apagón, se dará cuenta que Venezuela no será la misma luego de más de 100 horas sin electricidad. Además que la estabilización total del servicio tardará mucho tiempo. La guerra de desgaste continúa. Pero sigue presente una pequeña luz al final del túnel.

MEGA APAGÓN (I). De nuevo el oficialismo se hace merecedor de un nuevo récord mundial. No les bastó con empobrecer a todo un país en tan poco tiempo. No les bastó con poner a más de 300 mil niños en riesgo de morir por hambre. No les bastó con dilapidar los ingresos más gigantescos en la historia del país. No les bastó con secuestrar y adoctrinar a los poderes públicos. No les bastó con convertir a Venezuela en uno de los países más violentos del mundo. Tampoco les bastó con generar la mayor migración conocida de un país que no está en guerra. Nada de eso y mucho más les bastó y ahora ocasionan el mayor apagón de un país entero más largo en la historia de la humanidad. Más de 100 horas, y las que faltan, de apagón es la tortura más sofisticada a la que han sometido a una población. Pero no sólo se trata del mega apagón causado por ellos mismos, detalles que explicaremos en esta columna, sino que además no fueron capaces de articular ningún plan de atención a la ciudadanía. Literalmente dejaron a los venezolanos solos en su tragedia. Y si con eso no es suficiente, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, tiene las “bolas” (disculpen la expresión) de afirmar que durante las primeras 72 horas del blackout eléctrico no había nada extraordinario que informar, obviando las muertes en los hospitales, los saqueos y las penurias de un pueblo desamparado en medio de la adversidad. Pusieron la torta con premeditación y alevosía. Pero además mienten con descaro. Primero hablaron de un ataque informático desde Estados Unidos al cerebro del sistema eléctrico en el Guri, luego Maduro asegura que hubo un ataque con ondas electromagnéticas contra las líneas de transmisión ¡MENTIRA! La explicación más clara que derrumba la hipótesis oficialista inicial la dio un experto consultado por el Diario El Nacional: “Esa tesis es falsa, porque sería como hackear una nevera”. La analogía es la aclaratoria más didáctica que escuché, porque resulta que el SEN y en especial el Guri funcionan en una red privada sin conexión al exterior, o sea que es imposible un ataque informático como dijo Jorge Rodríguez inicialmente. La verdad verdadera pude armarla luego de varios intentos de contacto con mis fuentes de inteligencia y en palacio. Fue una larga consulta porque ante el mega apagón y la caída de las telecomunicaciones, resultó que las respuestas llegaron luego de varias horas de espera, pero llegaron con los detalles de lo ocurrido y que distan mucho de las excusas oficialistas e incluso de los especialistas que han sido entrevistados en los medios, pero que además indica las razones por las cuales “desaparecieron” al ingeniero que tenía a cargo una parte importante del sistema de funcionamiento y control del Guri. Antes de entrar de lleno en los detalles, es importante tomar en cuenta que los daños causados al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) son incuantificables y la recuperación será lenta y costosa, porque los destrozos originados aún no han sido inventariados con precisión. Están más preocupados por el control de daños en la opinión pública, que en el SEN. Venezuela, ni la vida de los venezolanos, no será la misma luego de esta calamidad.

OPOSICIÓN….dentro de la oposición. Como era de esperarse hay toda una estrategia de ataque frontal contra Juan Guaidó en las redes sociales. Los tiros vienen de dos bandos. Por supuesto que el principal viene desde los laboratorios del oficialismo que desde las redes, principalmente Twitter, tratan de desmeritar el esfuerzo y la sapiencia de Guaidó para conducir este proceso. Aparentemente sin buscarlo, estos laboratorios oficialistas tienen la colaboración de un sectorcito de la oposición. Aquí hay dos grupos. El primero está liderado por Maria Corina Machado, quien hace poco, pero le encanta dictar la pauta de qué hacer. Y el segundo son aquellos eruditos que se han convertido en tótem de las redes actuando desde sus cuentas, algunas anónimas. Son esos llamados “guerreros del teclado” que sólo hablan paja, pero no hacen nada para provocar la caída del oficialismo. En todo caso, hasta ahora nada le hace mella a Guaidó. Sigue impoluto y con una confianza muy elevada de parte de los ciudadanos. Ni desde el oficialismo, ni desde la oposición han podido hacer mucho para minimizar su liderazgo. Pero la amenaza no sólo está en las redes. Hay viejos y contaminados liderazgos de la oposición que están trabajando para que nada cambie y a ellos les incomoda Guaidó y sus acciones.

MEGA APAGÓN (II). Luego de aquella introducción entremos en los detalles. Es pertinente acotar que puede haber errores de denominaciones o especificaciones técnicas en esta explicación, porque ni mis fuentes, ni yo, somos expertos en la materia. De antemano ofrecemos disculpas por cualquier error u omisión. Resulta que el Sistema Eléctrico Nacional estaba en serios riesgos porque las plantas de generación termoeléctrica en su mayoría estaban sin funcionar. La mayoría de ellas por falta de mantenimiento o porque sencillamente su vida útil disminuyó porque fueron chatarras que el país compró como nuevas, como es el caso del negocio de los bolichicos de Derwick. Pero las pocas que si estaban disponibles para generar electricidad, no podían cumplir con su cometido porque PDVSA no produce el combustible que las mueve. No hay suficiente gas disponible, pero además por falta de diluyentes y otros químicos, la producción de combustible de PDVSA cayó al mínimo ¿Por qué? Porque producto de las sanciones internacionales y de la pérdida de control sobre CITGO, se quedaron sin opciones para comprar los diluyentes. Como cayó la generación termoeléctrica, la decisión de los cerebros que manejan Corpoelec fue forzar la generación desde el Guri. Como esa importante central hidroeléctrica no ha recibido el mantenimiento y modernización necesaria, también tiene limitaciones y no puede operar a su máxima capacidad. Incluso el sistema de control está diseñado para detener todo ante cualquier sobre utilización que ponga en riesgo los equipos. Eso era lo opuesto a lo que quería el oficialismo, porque necesitaban sobrecargar al Guri para evitar un colapso nacional en materia eléctrica. Como el sistema de control les impedía alcanzar la meta de generación forzada, recurrieron a expertos informáticos de sus organismos de inteligencia. Les exigieron intervenir desde adentro el sistema y crear mecanismos para burlar los sistemas de control y así lo hicieron. A raíz de ese trabajo, en el oficialismo pudieron sobrecargar la generación y así abastecer de electricidad al país. Estaban satisfechos y felices, pero la alegría duró poco.

SAQUEOS (I). Los asaltos a comercios, depósitos e industrias que se han multiplicado en todo el país tampoco tuvieron un origen casual. Inicialmente fueron parte de un plan para generar un “estallido social controlado” ¿Para qué? Comencemos por el principio. A raíz del mega apagón se concentró mucha tensión social porque los alimentos escasearon más de lo acostumbrado, las condiciones de vida empeoraron por los efectos del clima, la anulación de las telecomunicaciones, la escasez de agua y sobre todo por la ausencia de una información clara y creíble que les permitiera saber qué estaba ocurriendo realmente y cuándo se resolvería la emergencia, además de otros muchos factores que son parte de la coyuntura. No había nada que generara expectativas favorables y si mucho que elevaba el malestar y la conflictividad. Ahí es cuando aparece la asesoría cubana. En la Venezuela de la revolución bolivariana siempre ha habido presencia de Cuba en áreas estratégicas. Los objetivos eran siempre controlar el poder y además garantizar la permanencia del oficialismo en dicho poder. Pero desde hace algunos meses cuando suponían que empeoraría el conflicto a partir de la juramentación de Maduro a partir del 10E, reforzaron la presencia de sus agentes del G2. En sentido hay dos niveles de intervención. Hay un nivel primario que está integrado por la mayor masa que son aquellos que están en la administración pública, pero sobre todo en la Fuerza Armada Nacional. Y hay un nivel superior que es un grupo más reducido, pero conformado por la élite de la inteligencia y contrainteligencia. Ellos idearon un plan para aprovechar la coyuntura ¿Cuál fue el plan? ¿Quiénes son los cerebros de la estrategia?

MEGA APAGÓN (yIII). La alegría en el oficialismo se acabó a las 5PM del jueves 7 de marzo, cuando el sistema que había sido burlado, tumbó las operaciones en Guri y ahí cayó el Armagedon sobre Venezuela. Ese fue el comienzo del mega apagón que duró más de 100 horas y que traerá secuelas durante mucho tiempo. Producto de la maniobra que hizo el oficialismo, todo el sistema se desconfiguró, detuvo las turbinas de generación, causó daños en las líneas de transmisión y además ocasionó destrozos en las subestaciones que son parte de toda la red. Las primeras horas fueron de gran confusión. No sabían a ciencia cierta qué había ocurrido. A uno de los pocos que sabía de la operación informática de burla, lo desaparecieron. Los pocos técnicos que aún laboran en Corpoelec no tenían ni idea de qué hacer. Estaban intentando darle con palos a la luna. Contactaron con una empresa alemana que conoce el funcionamiento del Guri y ésta se negó para no ser víctima de las sanciones internacionales, pero ante la magnitud de la emergencia y la insistencia del oficialismo, aceptaron a enviar dos técnicos en una misión no oficial, que claro está debía ser cancelada a través de una compleja triangulación para burlar las sanciones. Los técnicos llegaron y el diagnóstico fue fatal: causaron daños al sistema de control y éste debe ser sustituido para que la red se estabilice. Con muchas dificultades lograron arrancar el sistema, pero sin la estabilidad que haga segura la operación. Por eso las fluctuaciones o bajones que están ocurriendo en todo el país. Por eso el racionamiento no oficial que está en marcha y que podría empeorar a apagones de 12 horas dividiendo al país en bloques. Así se mantendrá todo hasta que hagan una reparación mayor que no saben si se hará y cuándo se haría. Pero además se enfrentan a otro obstáculo y es que el sistema es bastante viejo y adaptar uno más moderno requiere de tiempo y una cuantiosa inversión. La verdad del mega apagón es que ellos mismos lo generaron por impericia y abusos. Los daños son cuantiosos y de difícil superación. Los tiempos de largas oscuranas se mantendrán. Los únicos culpables son ellos. Esta es la consecuencia de años de abandono, corrupción y desinversión. Muchos son los expertos que presagiaron lo que venía y llegó.

DETALLE. En las declaraciones dadas por el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre el retiro total del personal de la embajada en Caracas, me llamó la atención una frase: “Son una limitación para la política de Estados Unidos hacia Venezuela” ¿A qué se refiere con una limitación? ¿Será que son un obstáculo para la intervención militar gringa? Haga usted sus interpretaciones.

SAQUEOS (yII). Comencemos con los autores. Como ya explicamos hay un selecto grupo de agentes del G2 que están trabajando con el fin de salvar al oficialismo, porque perder Venezuela sería una hecatombe para la economía cubana. Ese equipo está liderado por dos militares que actualmente son parte importante del G2: Luis Alejandro García Trujillo y René Mesa García. Ambos están en Venezuela ocupando supuestos cargos diplomáticos, pero en el fondo se dedican a labores de inteligencia y contrainteligencia. De ambos quien parece tener mayor estatus es García Trujillo quien se ha hecho todo un experto en la crisis venezolana. Es quien ha permanecido más tiempo continuo. Mesa por su parte entra y sale del país con mucha frecuencia, pero además viaja mucho a Colombia con fines aparentemente diplomáticos, pero la verdad es que viaja en búsqueda de información ya que Cuba tiene su propia red en el vecino país, mayormente integrada por los guerrilleros de las FARC y del ELN. Mesa es un experto en explosivos, fue parte de una guerra, aunque no me especificaron cuál presumo que fue la intervención cubana en Angola, pero además tiene un alto cargo en el Partido Comunista de Cuba (EN LA FOTOGRAFÍA QUE ACOMPAÑA ESTE COMENTARIOS PUEDEN VERLOS A AMBOS). Ellos idearon un “estallido social controlado” aprovechando la tensión generada a raíz del mega apagón ¿Para qué? Por lo menos había dos objetivos. El primero drenar la tensión social y que mediante los saqueos los sectores más vulnerables saciaran sus necesidades de comida, pero además pudieran cargar con otros objetos de valor. El segundo objetivo, acabar con una parte importante del sector comercial e industrial ¿Para qué? Para que una parte de los empresarios víctimas de saqueo decidieran abandonar Venezuela y quienes decidieran quedarse recibirían apoyo financiero del oficialismo para recuperarse. Con eso reducirían las opciones comerciales para la población y ésta cada vez dependería más de las cajas Clap para sobrevivir, pero por otro lado fortalecerían el mercado negro que les favorece a ellos. En conclusión, el “estallido social controlado” sería un mecanismo de control social. Pero como a veces las cosas no salen como se planifican, la jugada se les salió de las manos. Lo que comenzó como acciones puntuales por parte de los colectivos saqueando comercios bien escogidos, se convirtió en una acción coordinada y azuzada por la violencia enquistada en la sociedad venezolana y los saqueos se hicieron masivos e incontrolables. La estrategia cambió tanto, que ahora los cubanos están preocupados porque temen que ante los efectos del mega apagón, pueda ocurrir ese gran estallido social que trastoque la estabilidad del régimen. Ahora no son tan optimistas con los resultados del plan que pusieron en marcha. Un ejemplo claro de cómo se les fue la mano, son los hechos acaecidos en el municipio San Francisco del estado Zulia donde los colectivos actuaron con armas de fuego tratando de controlar la población dedicada al saqueo. La orden de actuar con todo el poder de fuego emergió del propio Omar Prieto. El dio la orden de intervenir para frenar los saqueos con la actuación de sus fuerzas paramilitares. Todo lo que ha venido ocurriendo con los saqueos inicialmente fue un plan oficialista con autoría cubana, pero al final perdieron el control y la convulsión se hizo masiva y difícil de controlar.

DATO. A raíz del dictamen del Tribunal de Arbitraje del Centro Internacional para la Solución de Controversias de Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, que obliga a Venezuela a pagar $8.500 millones a ConocoPhillips, el economista Gerver Torres dio en el clavo al explicar en un mensaje de Twitter que esa cifra representa todas las reservas internacionales actuales, a lo que yo agregó que son la totalidad de las reservas y un pelo más. Esta es otra consecuencia de la locura de las expropiaciones emprendidas por el galáctico.

MARACAIBO. Mi amada ciudad fue la más golpeada por la violencia planificada por el oficialismo en el marco del mega apagón. Sin duda se les pasó la mano. Los destrozos son monumentales y será difícil la reconstrucción. Acabaron con la mayor parte del sector comercial. Muchos serán los empresarios que preferirán buscar otros horizontes o volcarse a la actividad informal. Pero no sólo el sector comercial sufre los rigores de los violentos azuzados desde el oficialismo, sino que también los conjuntos residenciales han estado bajo asedio de quienes quieren irrumpir y saquear viviendas y vehículos. Los vecinos han tenido que organizarse y armarse para repeler las acciones de los maleantes disfrazados de pueblo con hambre. En los Edificios La California, por ejemplo, la comunidad tuvo que actuar con firmeza para evitar ser víctimas de la ola de violencia promovida directamente por el PSUV y Omar Prieto. La conducta de este señor que se hace llamar Gobernador sin merecerlo, demuestra que él y Willy Casanova sólo sienten odio por el Zulia y los zulianos. Quieren acabar con la sociedad zuliana y por eso usan a sus huestes salvajes para actuar contra el pueblo decente.

VACUNA. Un amigo de esos que son bien detallistas me pregunta ¿Adivina por qué los violentos de Omar Prieto no atacaron el CC Lago Mall? Cómo no supe que responderle, él se encargó de explicarme lo ocurrido y de regalarme la prueba gráfica. Resulta que un alto oficial de la Guardia Nacional Bolivariana negoció con el condominio del Lago Mall y les cotizó el “servicio de seguridad” en $100 por cada local. Eso convenció a los empresarios del centro comercial, quienes pagaron y de inmediato llegó un contingente de la GNB apertrechados para repeler cualquier intento de saqueo. Incluso llevaron una tanqueta como mecanismo de coerción. Bien por los inquilinos y propietarios del mall que lograron salvar sus negocios, muy mal por ese alto oficial que cobró por prestar un servicio que juró cumplir. Definitivamente en la GNB el honor no se divisa.

CUBA. La decisión de prohibir las exportaciones de petróleo venezolano a Cuba que tomó Juan Guaidó, es parte de la estrategia de quebrar al oficialismo desde adentro, ya que eso incluye el respaldo internacional que aún tienen, tal como explicamos en la pasada columna. No sería de extrañar que ahora Estados Unidos intercepte a cualquier tanquero que se dirija a Cuba con crudo nacional.

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]