Oscar Arnal: La Gran Marcha y el apagón rojo

 

El nuevo apagón es el signo fatal de la inviabilidad del régimen. El pueblo está extenuado, y deambula cual sociedad de zombies por las calles. Mientras tanto, Guaidó anuncia “La Gran Marcha”, para tomar su espacio de mando en Miraflores, y ponerle fin al gobierno de usurpación. El pueblo está cansado y el tiempo corre, la hambruna que alcanza a más de dos millones, será el lugar común de continuar el desastre. Antes de que el pueblo se agote del todo, hay que ir a palacio y cambiar este rumbo de desolación y miseria para que no vuelva jamás.

La hiperinflación es una fábrica de pobres. Cada día hay más gente con hambre. Más niños escarbando en la basura. Los sueldos no alcanzan. El salario mínimo no pasa de 6 dólares. Según la FAO 9 de cada 10 no comen completo y la investigación de la UCV, la UCAB y la USB (Encovi) confirmó que la pobreza superó el 90%.

Lo más grave es no solo que los bolívares no alcanzan, sino que quien gobierne va a tener que hacer que la gente ya muy apretada, tenga que pagar los servicios: la gasolina, el agua, la electricidad, el gas, el teléfono, el transporte, el seguro social…Quienes nos han desgobernado estos 20 años están dejando la nación en ruinas. Recuperarla será cuesta arriba y el costo político será inmenso. Sí algo ha caracterizado al régimen es el cortoplacismo y “el correr la arruga”. ¿Será posible que un nuevo gobierno democrático se pueda sostener cuando hay que tomar medidas de reconstrucción que implicarán sacrificios tan duros para todos?

En los últimos días, la arremetida contra la dirigencia de la alternativa democrática, que apoya al parlamento y al ingeniero Guaidó, ha sufrido los embates del terrorismo judicial. Las detenciones muestran cómo se utiliza al poder judicial para arremeter. La siembra de armas y de supuestos planes criminales no son más que un recurso trillado o sea “ollas montadas”. Hoy hay cientos de presos políticos e importantes líderes opositores que se encuentran presos, inhabilitados o en el exilio forzoso. Lo que ha sido una constante y es parte de lo que ha provocado esta crisis total. Violaciones reiteradas a la Constitución, que lo que han hecho es promover la violencia. Mientras tanto, ya EEUU prácticamente no compra nuestro petróleo e India termina por rechazarlo también. Se anuncia se enviará a Rusia y China. Nada más saquemos la cuenta como se incrementará el transporte hasta allá. Y ellos además, más que pagarlo, lo que van a hacer es cobrar deudas, lo que dejará al desgobierno sin efectivo.

Las próximas semanas y meses serán cruciales. El escenario más probable, es que las Fuerzas Armadas se convencerán de la inviabilidad, y le darán la patada histórica al Ejecutivo de facto. Para ello “La Gran Marcha” hacia Miraflores puede ser el desencadenante. El otro es que cada día más, como sucede hasta ahora, nos convirtamos en estado fallido, y el tiempo dirá después que se incremente aún más el hambre y la diáspora, cuando finaliza todo.

@OscarArnal