Adriana Pichardo denuncia ante el Parlasur la privativa de libertad contra Roberto Marrero

La diputada Adriana Pichardo, denunció ante la Comisión de DDHH del Parlasur la detención arbitraria de Roberto Marrero | Foto: Prensa Voluntad Popular

 

La diputada miembro de la Comisión de Ciudadanía y Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur (Parlasur), Adriana Pichardo, denunció ante la organización la persecución política y la detención arbitraria del jefe del despacho presidencial de Juan Guaidó, Roberto Marrero, a quien un tribunal del régimen de Nicolás Maduro imputó los presuntos delitos  de usurpación de funciones, conspiración, ocultamiento de armas de fuego y explosivos, asociación para delinquir y legitimación de capitales.

“Desde Voluntad Popular, condenamos la detención ilegal de Roberto Marrero, así como de Luis Páez, conductor del Diputado Sergio Vergara, y pedimos su inmediata liberación. La detención arbitraria de Roberto Marrero es una muestra más de la persecución por parte de Nicolás Maduro hacia los venezolanos que buscan la libertad, la justicia y la democracia en Venezuela. Es una forma más de criminalizar la disidencia política”.

Asimismo, la también responsable del Comité de Liberación de Presos Políticos de Voluntad Popular denunció la violación a la inmunidad parlamentaria de su homólogo Sergio Vergara y el crimen de lesa humanidad cometido por el régimen con  la muerte del activista de la tolda naranja en Zulia, Elwin Mendoza, quien sufría de un cuadro de tuberculosis y neumonía crónica.

“Elwin falleció el día 25 de marzo a causa de una insuficiencia respiratoria aguda, tuberculosis pulmonar y neumonía bilateral, que contrajo en los calabozos del Destacamento Nº 113, en donde se mantenía arbitrariamente detenido por protestar contra la dictadura de Maduro y donde vivió aproximadamente 20 días en condiciones insalubres y de hacinamiento; situación en la que se encuentran los 9 detenidos en dicho destacamento, expuestos al contagio de tuberculosis”.

Ante el Parlasur condenó también el vil asesinato de indígenas pemones venezolanos en Santa Elena de Uairén, estado Bolívar, donde la comunidad tomó las calles para exigir la entrada de la ayuda humanitaria que tanta falta le hace al pueblo de Venezuela.

“Queremos manifestar que nos mantenemos firmes con la convicción de que pronto se concretará el cambio político que demandan los venezolanos y que seguiremos luchando por la conquista de los derechos sociales, económicos, políticos y humanos para todos los venezolanos. Convencidos de que lograremos construir la Mejor Venezuela y rescatar la democracia”, finalizó Pichardo. /Nota de Prensa