Quién es Gustavo Tarre Briceño, nuevo embajador de Venezuela ante la OEA

Gustavo Tarre Briceño (foto archivo)

 

El abogado constitucionalista Gustavo Tarre Briceño fue aceptado este martes 9 de abril por la Organización de Estados Americanos como embajador de Venezuela, asumiendo las competencias que dicta la Constitución, para garantizar que Venezuela se mantenga dentro de la organización.

La moción, que fue protestada por la delegación de Maduro y por gobiernos aliados, fue aprobada con 18 votos a favor, nueve en contra y uno ausente.

Gustavo Tarre Briceño es abogado y durante 28 años fue profesor en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y en la Universidad Simón Bolívar (USB), y fue el jefe de la fracción parlamentaria del Partido Social Cristiano Copei a principios de los años noventa.

Tarre tiene una larga trayectoria política, fue diputado en lo que anteriormente era el Congreso Nacional y también figuró como miembro de la Dirección Nacional de Copei durante un par de décadas.

En 1995, fue presidente de la comisión de Finanzas del Congreso Nacional.

Autor de varios libros. Entre ellos, Solo el poder detiene al poder: la teoría de la separación de los poderesDerecho y Sociedad: La legislación de hidrocarburos en América Latina, Luisa y Cristóbal4 de febrero: El espejo roto Carta abierta a los copeyanos: Que puede ser lei?da por quienes no lo son.

Desde 2014, Tarre Briceño está en el exilio luego de la persecución del gobierno bolivariano, al ser acusado de planificar un magnicidio y un golpe de Estado contra Nicolás Maduro.

“María Corina Machado le escribe un correo electrónico en fecha 23 de marzo de 2014, a la 6:29 de la tarde, al señor Gustavo Tarre, abogado constitucionalista, profesor de derecho constitucional en la Universidad Central de Venezuela, demócrata y cristiano, porque es o ha sido militante de la democracia cristiana venezolana”, denunció públicamente el entonces alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez.

En la actualidad, Tarre Briceño se dedica a la actividad privada asesorando a empresas.

Luego de las elecciones del 14 de abril de 2013, Tarre cuestionó la impugnación de los resultados por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).