Plan País Seguridad: Un acto histórico, por Luis Izquiel

 

La semana pasada, en los espacios del Aula Magna de la UCAB, en el marco del lanzamiento del Plan País Seguridad, se realizó un acto histórico: por primera vez en 20 años, un Presidente de la República (E) se reunió con decenas de los mejores expertos en materia de seguridad ciudadana, para presentarle a los venezolanos un conjunto de propuestas integrales, que constituyen un verdadero proyecto para encaminarnos hacia la reducción de la terrible criminalidad que azota a nuestra nación.

Encabezando el acto, el Presidente (E), Juan Guaidó, dio una demostración de voluntad política e indicó su claro compromiso de impulsar -cuando logremos el cese de la usurpación- las medidas allí esbozadas, que contemplan lo relativo a la prevención del delito, reformas necesarias en el ámbito policial, reestructuración del Sistema de Justicia y la transformación del área penitenciaria.

Que el Presidente (E) se haya apoyado en profesionales de la seguridad ciudadana para desarrollar y sustentar la propuesta, evidencia su voluntad de dejar en el pasado la improvisación, la mediocridad y el militarismo al momento de diseñar y ejecutar las políticas públicas para el combate del crimen.

Junto a Fermín Mármol, nos correspondió intervenir durante el acto en el punto relativo a la reducción de la impunidad. Allí señalamos, entre otros aspectos, la necesidad de despolitizar el Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio Público. En una nueva realidad, estas instituciones deberán estar encabezadas por personas que cumplan con los requisitos constitucionales, legales, éticos y morales, para ocupar estos altos cargos de administración de justicia. Asimismo, todos los jueces penales y los fiscales del Ministerio Público del país deberán ser designados a través de concursos públicos y abiertos de oposición y no “a dedo”, como ha sido la regla en las últimas dos décadas. Solo con estabilidad en los cargos, estos funcionarios tendrán la autonomía e independencia para rechazar cumplir órdenes de persecución política y dedicarse entonces a las tareas que verdaderamente les corresponden, que no son otras que investigar, procesar y condenar a todos los criminales que a diario atentan contra la vida, la integridad física y la propiedad de los venezolanos. Solo de esta manera se podrá dejar atrás la época de la completa impunidad delictiva y se impondrá la justicia.

Sería prolijo mencionar acá todas las medidas que contiene el documento del Plan País Seguridad, pero sin duda alguna el acto del pasado jueves en la UCAB debe llenar de esperanza a un país cansado de que los delincuentes nos impongan su terror. Cuando cese la usurpación, comenzará un periodo que llevará a Venezuela a convertirse en una referencia mundial en la reducción de la inseguridad ciudadana. Contamos con los hombres y mujeres para ello, y con un líder comprometido con alcanzar este objetivo. Vamos bien!

@luisizquiel