El expresidente peruano Alán García se disparó en la cabeza cuando iba a ser detenido

El expresidente peruano Alan García (REUTERS/Guadalupe Pardo)

 

 

El expresidente peruano Alan García se disparó este miércoles en su domicilio de Lima cuando iba a ser detenido por orden de la Justicia por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht, según medios peruanos.

García se autoinfligió una herida de bala, confirmó su abogado Erasmo Reyna, según Andina, la agencia estatal de Perú. El expresidente se encuentra en cirugía.

“La situación del expresidente es delicada. En estos momentos está siendo operado. Rogamos a Dios que le dé la fortaleza y haremos todo lo que está a nuestro alcance para revertir está situación”, Reyna, abogado del expresidente.

En medio de una gran confusión, el exmandatario (1985-1990 y 2006-2011) fue ingresado en el hospital Casimiro Ulloa de Lima, a donde fue trasladado por la policía.

Testigos consultados por la televisión peruana indicaron que García entró cubierto por una manta roja y, poco después, su hijo ingresó rápidamente en el hospital.

El hecho se registró hoy a las 6:45 a.m., luego que García se dirigiera a su dormitorio y atentara contra su vida. En ese instante, él pidió permiso para ir a su dormitorio sin que algún agente lo acompañe, por lo que no se cumplió con el protocolo de un detenido.

Hasta el hospital llegó el hijo de Alan García, al promediar las 7:15 de la mañana. También irrumpieron simpatizantes del APRA, quienes respaldaron al líder aprista.

Nuestras fuentes indicaron que la bala fue en el cráneo, en el lateral derecho.

Con información de EFE y CNN