Pepsi rechaza el plan de colocar publicidad en el espacio

Foto: Reuters

 

PepsiCo ha decidido abandonar sus planes de colocar anuncios de sus productos en el espacio para evitar las posibles críticas que iba a provocar la medida. La semana pasada, el portal Futurism publicó que la filial rusa de la compañía estaba trabajando con la ‘startup’ local StartRocket para promocionar su bebida energética Adrenaline Rush a través del uso de satélites.

En una recreación en su sitio web, StartRocket muestra cómo luciría uno de estos anuncios ‘espaciales’. En la imagen, un logotipo de una marca ficticia de refrescos, “LocaCola”, aparece brillando en el cielo nocturno de una ciudad. “El espacio tiene que ser hermoso. Con las mejores marcas, nuestro cielo nos sorprenderá cada noche”, afirma la empresa.

“Una prueba exploratoria”
Sin embargo, la central de PepsiCo en EE.UU. rechazó la idea, alegando que era simplemente una “prueba exploratoria” y señalando que no tiene planes de seguir esta estrategia publicitaria en el futuro, a pesar de las declaraciones en sentido contrario realizadas por la portavoz de su filial rusa.

“Las vallas orbitales son la revolución en el mercado de las comunicaciones”, dijo al portal Olga Mangova, vocera de PepsiCo Russia, agregando que la empresa tenía planes de publicitar sus productos de esta forma en el futuro.

Sin embargo, un portavoz de PepsiCo en EE.UU. intervino para rechazar esos comentarios, aunque confirmó que StartRocket realizó “una prueba exploratoria para anuncios de estratosfera utilizando el logotipo de Adrenaline GameChangers”. “Ese fue un evento aislado. No tenemos planes adicionales para probar o utilizar comercialmente esa tecnología en estos momentos”, señaló el representante a RT en un comunicado.

“Audiencia de 7.000 millones de personas”
Aunque la propia idea de poner publicidad en el espacio podría parecer una broma es, de hecho, un proyecto bastante pensado. StartRocket, que acaparó titulares en enero pasado, pretende utilizar unos minisatélites cúbicos para crear pantallas programables en la baja órbita terrestre, a unos 400-500 kilómetros de altura.

Cada satélite tendría una sola vela plegable para reflejar la luz del Sol, formando un solo píxel en una pantalla nocturna gigante que mediría 50 kilómetros cuadrados. La compañía planea lanzar su proyecto para 2020, afirmando que tendría la capacidad de mostrar anuncios a una “audiencia potencial de 7.000 millones de personas”.

ActualidadRT