ABC de la política ¡De Cartagena (1812), Jamaica (2015), Angostura (1819) a hoy (2019)!, por Carlota Salazar Calderón

Carlota Salazar Calderón @carlotasalazar

 

¿Déficit Ciudadano en tres tiempos? ¡Vamos a ver! En el Manifiesto de Cartagena (1812), Bolívar explica de manera sociológica las razones de la pérdida de la Primera República, señalando, entre otras, que haber adoptado el Sistema Federal de la Constitución norteamericana era inadecuado, porque debilitó la causa patriótica a favor de la realista, ya que cada provincia se gobernaba en función de unas virtudes republicanas que la sociedad venezolana no había conocido.

Darle al país esa posibilidad de dispersión política, a mí juicio, profundizo el caudillismo y el personalismo, cada región tenía su jefe en medio de “…Un Pueblo pervertido…” que “…si alcanza su Libertad, muy pronto vuelve a perderla…en vano se esforzarán en mostrarle que la felicidad consiste en la práctica de la virtud que el imperio de la Leyes es más poderoso que el de los tiranos… Nuestros débiles conciudadanos tendrán que robustecer su espíritu mucho antes que logren digerir el saludable nutritivo de la Libertad…”. Así criticó las Repúblicas áreas construidas sobre la base de lo ideal y no de lo posible, con filósofos como jefes, filantropía por legislación, dialéctica por táctica y sofistas por soldados.

No sabía el Bolívar derrotado en el exilio de 1815 la trascendencia que tendría la respuesta epistolar que le da a Henry Cullen, en donde recrea lo dicho en el Manifiesto al expresar que sus compatriotas no tienen las virtudes políticas de los norteamericanos.

Pero además, en el Discurso al Congreso de Angostura (1819), planteó que habiendo cumplido con la justicia debían cumplir con la política, – aclarando – con la sociedad – política es sociedad -. Allanar las dificultades de un sistema que se torna débil, porque la misma sociedad se divide, la trastoca y la arruina. Explicó que la diversidad de origen de la sociedad venezolana, requiere un pulso infinitamente firme, un tacto infinitamente delicado para manejar la diversidad, ya que “…se disuelve con la más ligera alteración…”.

Desde allá ¡Mucha agua bajo el río! Montoneras, asaltos, caudillismo, dictadura y una apariencia de democracia que se entendió como ¡voto y hago lo que me da la gana! Ahora en el 2019 cuando se ha perdido la democracia en el autoritarismo es que quiero retomar la esencia ¿cómo pedimos la República? Porque no éramos republicanos ¿cómo pedimos la democracia? Porque no somos demócratas. Esa división social que dejó la colonia, que todavía tenemos, creó toda una cultura de desapego a la ley, jugar al vivo, zángano, cómodo… que impidió el fortalecimiento de la institucionalidad democrática y en ellas sus virtudes y valores.

Ahora, ¿Queremos Democracia? ¿Queremos Libertad? Pues debemos salir de ese individualismo atávico para entrar en el colectivismo moderno que centré el foco en el logro de objetivos comunes, de necesidades sentidas, que fomente la cultura del respeto por la ley, por el orden. Una Democracia Humanista, un Estado Ciudadano que supla ese déficit que desde otrora quedó tatuado en el comportamiento social del venezolano.

.

[email protected]