Analistas: Fin de las exenciones de EEUU a Irán posponen posibles sanciones secundarias a Pdvsa

El presidente Donald Trump, el secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton y el jefe de personal en funciones de la Casa Blanca Mick Mulvaney REUTERS / Leah Millis / Foto de archivo

 

Estados Unidos aún está considerando sanciones secundarias a las exportaciones petroleras venezolanas, pero es probable que demore la implementación al intentar impulsar a cero las exportaciones iraníes de crudo y condensado, dijeron analistas el lunes.

Por Brian Scheid en S&P Global Platts | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

“Creo que las hace menos probables, al menos por un tiempo”, dijo Francisco Monaldi, investigador de política energética latinoamericana en el Instituto Baker de la Universidad Rice.

En una nota el lunes, los analistas de ClearView Energy Partners dijeron que las sanciones secundarias a Venezuela, que prohibirían explícitamente el comercio entre Pdvsa y las compañías no estadounidenses, “se han vuelto menos probables, al menos por un tiempo”.

Esas sanciones secundarias, que los funcionarios de la administración de Trump han estado considerando en la medida que Nicolás Maduro ha permanecido en el poder, pueden posponerse hasta que Arabia Saudita y los Estados Unidos aumenten significativamente sus exportaciones de crudo, dijeron analistas.

Los funcionarios de la administración de Trump dijeron el lunes que Arabia Saudita aumentará la producción de petróleo y las exportaciones, ya que EE. UU. no renovará la exención de sanciones para los mayores compradores de petróleo y condensado de Irán que vencen el 2 de mayo.

“Creemos que el mercado está bien abastecido y seguiremos estando bien abastecidos”, dijo el lunes Francis Fannon, secretario adjunto de la Oficina de Recursos Energéticos del Departamento de Estado de los EE. UU., en una llamada con reporteros.

Fannon dijo que Estados Unidos aún estaba considerando “formas de aumentar la presión sobre Maduro”, pero se negó a comentar sobre sanciones secundarias para Venezuela.

Incluso antes del anuncio del lunes, no se esperaba que se impongan sanciones secundarias a PDVSA hasta después del 28 de abril, cuando las prohibiciones del comercio de dólares con PDVSA entrarán en vigencia. Si se imponen, las sanciones secundarias causarán que la producción de crudo venezolano caiga a 500,000 b / d para el cuarto trimestre de 2019 y a 375,000 b / d para fines de 2020, según S&P Global Platts Analytics.

La producción petrolera de Venezuela en marzo promedió 740,000 b / d, un mínimo de 16 años, debido a cortes de energía y sanciones, según la última encuesta de Platts OPEP.

Durante las últimas dos semanas, Estados Unidos ha incrementado la presión sobre Cuba, a la que ha acusado de apuntalar el régimen de Maduro, al sancionar a los buques y compañías que sostienen que están facilitando el comercio de productos refinados y crudos entre los dos países. La semana pasada, sancionó al Banco Central de Venezuela.

Al anunciar el fin de las exenciones de sanciones contra Irán el lunes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, también vinculó a Irán con Venezuela.

“Observamos cómo Irán sigue intentando y tiene un papel en la protección de Maduro en Venezuela”, dijo Pompeo. “Esto está causando que los países de América del Sur comprendan que la naturaleza expedicionaria de la República Islámica es algo que amenaza a los ciudadanos de todo el mundo”.