Aumenta a 310 el número de muertos en Sri Lanka y continúan las detenciones

Los ataúdes de las víctimas se transportan durante un entierro masivo de víctimas, dos días después de una serie de atentados suicidas con bombas en iglesias y hoteles de lujo en toda la isla el domingo de Pascua, en un cementerio cerca de la Iglesia de San Sebastián en Negombo, Sri Lanka, 23 de abril de 2019. REUTERS / Athit Perawongmetha

 

El balance de los atentados del domingo en Sri Lanka aumentó este martes a 310 muertos, después de que varios heridos sucumbieran a sus lesiones, anunció la policía local.

Las autoridades detuvieron hasta el momento a 40 personas en el marco de la investigación sobre estos ataques, que fueron atribuidos a un movimiento islamista local, el National Thowheeth Jama’ath (NTJ), precisó el portavoz de policía Ruwan Gunasekera.

El balance anterior era de 290 muertos y el número de heridos se mantiene en alrededor de 500.

Sri Lanka guardó la mañana de este martes tres minutos de silencio en homenaje a las víctimas de los atacantes, que atentaron contra hoteles de lujo e iglesias en las que se celebraba la misa del Domingo de Pascua, en varios puntos de esta isla del Sur de Asia.

El gobierno declaró este martes como día de luto nacional. Las banderas de todas las instituciones gubernamentales ondean a media asta, las tiendas de bebidas alcohólicas están cerradas y las televisiones y emisoras de radio deben adaptar su programación musical.

En la iglesia de San Antonio de Colombo, escenario del primer atentado la mañana del domingo, decenas de personas rezaron en silencio, con velas en las manos y algunas aguantando las lágrimas a duras penas. Al concluir los tres minutos de silencio, la multitud inicio una oración en voz alta. AFP

La gente lleva un ataúd durante una misa para las víctimas, dos días después de una serie de atentados suicidas con bombas en iglesias y hoteles de lujo en toda la isla el domingo de Pascua, en Negombo, Sri Lanka, el 23 de abril de 2019. REUTERS / Thomas Peter

 

Los hombres coordinan un entierro masivo de víctimas, dos días después de una serie de atentados suicidas con bombas en iglesias y hoteles de lujo en la isla el domingo de Pascua, en un cementerio cerca de la Iglesia de San Sebastián en Negombo, Sri Lanka, 23 de abril de 2019. REUTERS / Athit Perawongmetha

 

Una mujer reacciona junto a dos ataúdes durante un entierro masivo de víctimas, dos días después de una serie de atentados suicidas con bombas en iglesias y hoteles de lujo en la isla el domingo de Pascua, en un cementerio cerca de la Iglesia de San Sebastián en Negombo, Sri Lanka, el 23 de abril. , 2019. REUTERS / Athit Perawongmetha

 

Una mujer reacciona junto a dos ataúdes durante un entierro masivo de víctimas, dos días después de una serie de atentados suicidas con bombas en iglesias y hoteles de lujo en la isla el domingo de Pascua, en un cementerio cerca de la Iglesia de San Sebastián en Negombo, Sri Lanka, el 23 de abril. , 2019. REUTERS / Athit Perawongmetha

 

El personal de seguridad y los monjes se ubican cerca de los ataúdes durante una misa para las víctimas, dos días después de una serie de atentados suicidas con bombas en iglesias y hoteles de lujo en toda la isla el domingo de Pascua, en Negombo, Sri Lanka, el 23 de abril de 2019. REUTERS / Thomas Peter