Freddy Valera: Estado Mayor Eléctrico solo es una parafernalia para desangrar a la Nación

 

Freddy Valera. NP.
Freddy Valera

 

“La conformación del Estado Mayor Eléctrico y la instalación de mesas de trabajo para resolver la crisis eléctrica nacional, es una nueva parafernalia del régimen para desangrar las arcas de la Nación”, así lo informó el diputado a la Asamblea Nacional por Acción Democrática Freddy Valera.

Para el parlamentario, la constante improvisación del régimen para resolver los problemas de los venezolanos es la principal causa del estado de abandono y crisis social que sacude el país en todo sus estratos.

“No existe un ministerio o una institución del régimen que no haya presentado al menos una solución a los problemas del país; solo en materia de seguridad se han presentado más de 10 programas, los cuales han fracasado rotundamente, hecho del cual no escapa el sector eléctrico nacional”.

Un solo responsable

Valera afirmó que lo único que han resuelto estos programas son las finanzas de quienes los ejecutan, cuyas arcas crecen de manera exponencial en cada ejecución.

“Solo en el tema eléctrico se despilfarraron más de 100 mil millones de dólares en materia de venta de equipos con sobreprecios, en obsolescencia y una rigurosa trama de corrupción”.

El diputado reveló que en el año 2010, cuando el gobierno nacional decretó la primera emergencia eléctrica, asignó contratos directamente sin licitación ni control parlamentario.

“En este período se hicieron inversiones multimillonarias y se compraron plantas eléctricas impulsadas por combustibles líquidos, especialmente a la empresa Derwick, que nunca fueron instaladas por no cumplir con las especificaciones técnicas requeridas”.

Burla revolucionaria

Valera denunció que una investigación realizada por el Parlamento Nacional en el 2017 estableció que de los 14.000 MW adquiridos por el Estado en plantas térmicas de generación de electricidad, solo estaban operativos unos 4.000 MW.

“Solo en este hecho se perdieron 39 millardos US$ destinados a la adquisición y compra de estos equipos, cuatro veces las reservas internacionales de Venezuela en 2016, pese a que los equipos instalados podrían perfectamente haberse instalado con una fracción de esos recursos”.

El parlamentario aseguró que mientras en estados como el Zulia sus habitantes padecen más de 20 horas sin luz, el régimen y sus acólitos disfrutan la dolce vita en hoteles cinco estrellas y megas conciertos.

“Mientras la mitad de Valencia se encontraba sin luz, el gobernador de la entidad realizaba en Semana Santa el Dracufest, con plantas eléctricas y un amplio despliegue de iluminación lo que constituye una burla al pueblo venezolano”·

NP.