El JM de Los Ríos espera por la ayuda humanitaria

Una mujer está de pie junto a su hijo en la sala de neurocirugía del hospital infantil “Dr. JM de los Ríos” en Caracas  / AFP FOTO / FEDERICO PARRA

 

 

El 15 de abril entró el primer lote de medicamentos e insumos a cargo de la Federación Internacional de la Cruz Roja. Pero lo que se ha entregado públicamente y de manera improvisada fueron bidones vacíos y pastillas para clorar agua, publica Crónica Uno.

Por Mabel Sarmiento @mabelsarmiento

El hospital Carlos J. Bello de la Cruz Roja, en Caracas, fue el primero en recibir implementos con los cuales prevén atender a cerca de 10.000 personas, según Carlos Ruiz, director nacional de salud de esta organización.

Caracas. A ocho días de haber entrado el primer lote de la ayuda humanitaria –insumos provenientes de Panamá a cargo de la Federación Internacional de la Cruz Roja– hospitales como el J. M. de Los Ríos, aún esperan que se materialice la dotación.

Hasta ahora a este centro de salud pediátrico, de referencia nacional, y en donde hay severas carencias de medicamentos, de agua y fallas eléctricas, no ha entrado ni una inyectadora.

Extraoficialmente se supo que en el Hospital de Niños están haciendo un arqueo de lo que hay en existencia, para hacer el requerimiento de lo faltante.

En 2017, en este hospital murieron 10 pacientes del servicio de Nefrología, como consecuencia de la insalubridad, la falta de limpieza de los tanques y de la planta de ósmosis, la que filtra el que agua para las diálisis.

Lo que sucede en Nefrología no es distinto a lo que enfrentan los pacientes de Neurocirugía, Hematología, Cardiología. En todas esas salas se afronta a diario la muerte, la falta de medicinas, de insumos, de intervenciones quirúrgicas.

Es algo con lo que no han podido lidiar los pacientes y familiares, a pesar de las protestas, de los informes y de los plantones hechos en la puerta de la Dirección.

El hospital Carlos J. Bello de la Cruz Roja, en Caracas, fue el primero en recibir implementos con los cuales prevén atender a cerca de 10.000 personas, según Carlos Ruiz, director nacional de salud de esta organización.

Caracas. A ocho días de haber entrado el primer lote de la ayuda humanitaria –insumos provenientes de Panamá a cargo de la Federación Internacional de la Cruz Roja– hospitales como el J. M. de Los Ríos, aún esperan que se materialice la dotación.

Hasta ahora a este centro de salud pediátrico, de referencia nacional, y en donde hay severas carencias de medicamentos, de agua y fallas eléctricas, no ha entrado ni una inyectadora.

Extraoficialmente se supo que en el Hospital de Niños están haciendo un arqueo de lo que hay en existencia, para hacer el requerimiento de lo faltante.

En 2017, en este hospital murieron 10 pacientes del servicio de Nefrología, como consecuencia de la insalubridad, la falta de limpieza de los tanques y de la planta de ósmosis, la que filtra el que agua para las diálisis.

Lo que sucede en Nefrología no es distinto a lo que enfrentan los pacientes de Neurocirugía, Hematología, Cardiología. En todas esas salas se afronta a diario la muerte, la falta de medicinas, de insumos, de intervenciones quirúrgicas.

Es algo con lo que no han podido lidiar los pacientes y familiares, a pesar de las protestas, de los informes y de los plantones hechos en la puerta de la Dirección.

El pasado 5 de abril de 2018 a las mamás les quitaron los beneficios de albergue y alimentación. La oficina de atención social que tenía el Ministerio de Salud en el J. M. de Los Ríos cerró sus puertas, no dio explicaciones, dejando desamparadas a las madres, muchas del interior del país y desempleadas. Por tanto, no se ven sin el apoyo de las fundaciones y ahora de la ayuda humanitaria

El doctor Huníades Urbina, médico pediatra-intensivista, ex jefe de Urgencias y ex director de este centro asistencial, dijo que no se sabe nada de la entrada de la ayuda.

“No está llegando nada. Y si hicieron alguna entrega lo harían a escondidas. Dijeron que el J. M. era uno de los primeros beneficiados. Luego lo sacaron de la lista, de nuevo lo metieron. No se conoce a ciencia cierta cómo se hará el operativo. No están cumpliendo las normas internacionales de la ayuda humanitaria, entre ellas la independencia, y que su proceder sería vigilado por los organismos no gubernamentales. Lo que sabemos es que han estado entregando bidones para almacenar agua y pastillas para clorar”, enfatizó.

El 15 de abril, bien temprano en la mañana entró el primer lote de medicamentos e insumos proveniente de Panamá a cargo de la Federación Internacional de la Cruz Roja. Pero lo que se ha entregado públicamente y de manera improvisada fueron bidones vacíos y pastillas para clorar agua.

La entrega de botellones secos la hicieron en las afueras de la Cruz Roja, en Caricuao y en el 23 de Enero, comunidades donde hay un fuerte racionamiento de agua. Por ejemplo, en Caricuao para ese momento llevaban 10 días sin el servicio.

De los hospitales, el Carlos J. Bello de la Cruz Roja, ubicado en el centro norte de Caracas, fue el primero en recibir, a dos días del ingreso de la ayuda, implementos que incluyen un kit quirúrgico certificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), antibióticos y analgésicos con lo cual prevén atender a cerca de 10.000 personas, según el doctor Carlos Ruiz, director nacional de salud de esta organización.

A través de un comunicado, el organismo informó que este lunes 22, iniciaría la repartición del material médico y de los insumos en los 28 hospitales y 8 centros de atención primaria de salud que fueron seleccionados, y que el próximo 8 de mayo, se estima que un segundo lote arribe al país.

El J. M. de los Ríos, el Universitario de Caracas y el Domingo Luciani, todos en el área metropolitana, estarían incluidos en la lista.

No obstante, el mismo Ruiz aclaró que deben contar con el visto bueno del Ministerio de Salud para descargar las medicinas y los insumos, con el propósito de “no duplicar esfuerzos” y porque “hay unos centros de salud que actualmente reciben ayuda”.

La declaración generó intriga en los trabajadores hospitalarios, pues creen que se harán dotaciones a discreción de las autoridades. Ya en este recinto la misma directora ha impedido el paso de donaciones de medicinas provenientes de las organizaciones no gubernamentales.