Bancorp cierra en Nicaragua tras sanciones por cuestionado vínculo con Pdvsa

El Banco Corporativo (Bancorp), ahora maneja en su totalidad el dinero proveniente de la cooperación venezolana y se ha convertido en el principal prestamista del régimen de Daniel Ortega. LA PRENSA/ CORTESÍA

 

Un banco nicaragüense cercano al gobierno del presidente Daniel Ortega cerró luego de que Estados Unidos impuso sanciones por supuestas faltas financieras en nombre de la compañía petrolera estatal de Venezuela, reseñó AP.

Por Gabriela Selser





Eduardo Holmann Chamorro, uno de los tres directores de Bancorp, dijo a The Associated Press el miércoles por la noche que el superintendente de bancos e instituciones financieras del país había aceptado la solicitud del banco de una “disolución voluntaria”.

“Desafortunadamente, Bancorp desaparece y 106 empleados están en la calle”, dijo Holmann.

Dijo que Bancorp era solvente y que los depósitos serían devueltos a sus clientes. Se agregó un comité para supervisar la liquidación y asegurar que los empleados reciban su pago, agregó.

La agencia bancaria no confirmó la disolución de Bancorp.

El asesor de seguridad nacional de EE. UU., John Bolton, anunció nuevas sanciones contra el banco la semana pasada, calificándolo de “fondo de sobornos” para Ortega, quien ha estado enfrentando protestas contra el gobierno durante un año. Estados Unidos ya había sancionado al banco por sus vínculos con Venezuela.

Bancorp se creó en 2014 para manejar el dinero de empresas nicaragüenses que comenzaron con dinero venezolano. Fue iniciado por Alba de Nicaragua (Albanisa), un consorcio de compañías administradas por los leales a Ortega que se creó a través de un acuerdo petrolero firmado entre Venezuela y Nicaragua siete años antes. La petrolera estatal de Venezuela, conocida como PDVSA, posee una participación del 51% en Albanisa, mientras que la petrolera estatal de Nicaragua, Petronic, posee el 49%.

Bancorp publicó una declaración esta semana en su sitio web diciendo que Albanisa no era cliente desde febrero. Se describió a sí mismo como un banco privado que no trabajaba con entidades venezolanas.

Al apuntar a Bancorp, el Tesoro de los Estados Unidos citó al banco por “su papel en la corrupción y el lavado de dinero en beneficio de las personas en el régimen de Ortega”. Bloqueó a Bancorp de los mercados financieros de los EE. UU., Lo que hace imposible que el banco pueda operar.

Holmann dijo que Bancorp había sido “demonizado” y acusó que otros bancos nicaragüenses lo estaban aislando incluso antes de que Estados Unidos impusiera sanciones.

“Los banqueros no querían a Bancorp cerca. Era un pelo en la sopa “, dijo Holmann, un hombre de negocios con una larga relación con el partido sandinista de Ortega. Holmann fue alcalde del destino de playa San Juan del Sur desde 2004 hasta 2008.

En marzo, el parlamento de Nicaragua aprobó la compra por parte del gobierno de las acciones de Bancorp por 22.8 millones de dólares para crear una nueva entidad, el Banco Nacional, pero Holmann dijo que la transacción nunca se completó.

“El estado se retiró del trato. Hay mucha presión “, dijo.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de Negocios Privados del país, dijo que las sanciones de Washington probablemente impidieron que Ortega creara un banco estatal con fondos de Bancorp, que dijo podría haber puesto en peligro a otras instituciones, incluido el Banco Central.

Traducción libre de AP