Chevron sigue con dificultades para reanudar sus operaciones con normalidad en Venezuela

El logo de Chevron es visto en las oficinas de la compañías en Caracas, Venezuela, 25 de abril de 2018. REUTERS/Marco Bello

 

La mayor sociedad de Chevron Corp., productora de petróleo en Venezuela, sigue teniendo dificultades para reanudar las operaciones con normalidad, después de que los cortes al suministro eléctrico redujesen la producción de petróleo a cero temporalmente.

Por Fabiola Zerpa | Infobae

En conjunto, la producción de Venezuela se ha desplomado a un mínimo de 16 años, hasta los 732.000 barriles al día en marzo, y podría caer más. “Estimamos una pérdida de 400.000 barriles debido a la crisis económica y eléctrica”, dijo Reinaldo Quintero, presidente de la Cámara Petrolera de Venezuela.

La sociedad conjunta de PDVSA con Chevron, la única refinería estadounidense que tiene negocios en Venezuela tras las sanciones de Estados Unidos, ha sido en general uno de los mayores productores del país, con una capacidad diaria de 190.000 barriles. En enero, Petropiar producía una media de 132.000 barriles diarios. Después de los cortes del suministro eléctrico el 7 de marzo, la producción cayó a cero durante dos días consecutivos.

En marzo se produjeron cuatro apagones importantes que afectaron la producción, seguidos de dos más en abril. Desde entonces, la producción ha repuntado ligeramente, alcanzando 92.000 barriles el 16 de abril, pero se mantiene muy por debajo de la media histórica.

Gráfica de la producción de Chevron. | Foto: Bloomberg

 

Chevron remitió preguntas a PDVSA, el operador de Petropiar, la cual no quiso hacer comentarios. Los campos de petróleo de Petropiar dependen de la planta hidroeléctrica Guri, ubicada a 240 kilómetros al sur. Las bombas de extracción de la compañía necesitan menos energía que su mejorador, el segundo mayor de Venezuela, que mezcla el petróleo crudo, similar al alquitrán, que extrae del cinturón del Orinoco.

Desde los apagones hay un racionamiento eléctrico tanto en los campos de petróleo como en los mejoradores, lo que causa problemas operativos y daños. Pero la crisis eléctrica de Venezuela es solo uno de los obstáculos a los que se enfrentan los productores.

“El problema de la electricidad en PDVSA se suma a los dos problemas anteriores con los que el Gobierno tiene que lidiar: las sanciones y la falta de inversión, que son la base de la caída de la producción en Venezuela”, dijo Francisco Monaldi, experto en energía de Rice University.