Curazao espera permitir desembarco de crucero con caso de sarampión el miércoles

(foto archivo)

 

Los pasajeros de un crucero de la Iglesia de la Cienciología, a bordo del cual se detectó un caso de sarampión, podrían ser autorizados a desembarcar en Curazao el miércoles, declararon a AFP-TV las autoridades sanitarias de la isla caribeña.

Las muestras de sangre tomadas a los pasajeros que no pudieron probar estar vacunados contra el sarampión o haber contraído previamente la enfermedad, “deben llegar mañana (lunes)” a Holanda para ser examinadas, declaró Izzy Gerstenbluth, epidemiólogo en jefe del Instituto de investigación biomédica y de salud de Curazao.

“Espero que para el miércoles tengamos los resultados. Y, entonces, esperamos llegar a un consenso con nuestros aliados internacionales sobre el protocolo a seguir para los embarques, las personas que suben a bordo, y los desembarques”, precisó.

El crucero “Freewinds” había llegado el martes a Santa Lucia, donde fue puesto en cuarentena por las autoridades sanitarias luego de que el virus se detectara en un miembro de la tripulación de nacionalidad danesa.

Según las autoridades de Santa Lucía, hay unas 300 personas a bordo de este navío con pabellón panameño que el sábado llegó de regreso a Willemstad, en Curazao, su puerto base.

“No hay un brote de sarampión en el barco. No hay nadie en el barco que haya hecho nada mal. Una persona vino de Europa y tras un par de días presentó un resfriado y fue aislada, luego resultó que tenía sarampión”, explicó Gerstenbluth.

“La paciente ha estado aislada por la mayor parte del tiempo en que ha sido contagiosa. El procedimiento de cuarentena del barco es excelente. Hay un área de confinamiento dentro del consultorio médico, donde ella ha estado separada del resto de los pasajeros”, explicó.

“La paciente nunca sale de ese cuarto, cuando ella necesita algo, como comida, se le entrega por personas provistas de máscaras y guantes”, añadió el epidemiólogo.

El “Freewinds”, de 134 metros de eslora, es utilizado para retiros espirituales por la Iglesia de la Cienciología. AFP