Meghan, duquesa de Sussex pone su mano junto a su hijo bebé, Archie Harrison Mountbatten-Windsor en el Castillo Windsor, Berkshire, Reino Unido.