El Complejo Refinador Paraguaná trabaja sólo al 17% de su capacidad (+ otras realidades en refinación)

Referencial. Operadores de Odvsa en una sala de control de procesos del Complejo Refinador Paraguaná | foto Pdvsa

 

Pdvsa está procesando aproximadamente 165.000 bpd de petróleo crudo en su complejo refinador de Paraguaná (CRP), limitado por la disponibilidad de crudo y altos inventarios de fuel oil residual con alto contenido de azufre (High-Fulfur residual Fuel Oil HSFO en inglés).

Por DMB | lapatilla.com

Centro de Refinación Paraguaná (CRP) está conformado por la integración operacional de las refinerías Amuay y Cardón, ambas ubicadas en la costa occidental de la península de Paraguaná, en el estado Falcón, y la Refinería Bajo Grande, del estado Zulia. Actualmente es el segundo complejo más grande del mundo, con una capacidad instalada de refinación 956 MBD, resultante de 305 MBD en Cardón, 635 MBD en Amuay y 16 MBD de Bajo Grande.

El plan de mayo de Pdvsa es el de procesar 200.000 b/d de petróleo crudo (que significa trabajar al 21% de su capacidad instalada) , pero los problemas en la refinería han reducido las corridas. Incluso con bajas corridas de crudo, la producción de fuel oil residual HSFO aumentó a un 40%, de aproximadamente el 10%, ya que los coquizadores, con capacidad de 140.000 b/d,  están fuera de servicio desde 2017, según informara Energy News Today

Pdvsa enfrenta obstáculos para comercializar 100.000 b/d de fuel oil residual debido a las sanciones de EE. UU. que redujeron los posibles clientes y el tamaño de la carga, al tiempo que aumenta los costos de acceso a los mercados no estadounidenses. Después del cierre del terminal BOPEC en Bonaire el año pasado, las exportaciones de fuel oil residual se restringen a HSFO con un 3% de azufre y alto contenido de metales en buques de 600.000 barriles de carga, lo que restringe el acceso a Asia, el principal mercado de Pdvsa.

Ocasionalmente, buques del tipo VLCC (Very Large Crude Carrier) con capacidades típicas de transportar 2 millones de barriles, se cargaron en operaciones de barco a barco para acceder a Asia desde Amuay. La empresa CNPC de China y la Rosneft de Rusia son los principales clientes de fuel oil residual, utilizado como reembolso de préstamos. BOPEC era un centro de mezcla y exportación de fuel oil residual para los mercados asiáticos a través de buques VLCC. Tradicionalmente recibía 250.000 b/d de HSFO de las refinerías de PDVSA en Venezuela y la planta de Isla en Curazao, luego lo combinaba para entregar 300.000 b/d de fuel oil intermedio (Intermediate Fuel Oil IFO en inglés) en contratos a plazo.

Las refinerías permanecen estancadas a tasas mínimas de operación

La refinería de Cardón está procesando aproximadamente 50.000 b/d en una de las cuatro unidades de destilación de crudo sin unidades de conversión profunda. La refinería reanudó operacioones en la primera semana de mayo después de cerrar el 24 de abril debido a una falla en el agua de refrigeración.

La frefinería de Amuay está procesando aproximadamente 115.000 b/d con dos de sus cinco unidades de destilación de crudo y la la unidad de Craqueo Catalítico Fluidizado (Fluid Catalytic Cracker FCC en inglés) de 108.000 b/d de capacidad funcionando a una carga mínima de 65%. Una unidad de destilación de crudo de 180,000 b/d permanece fuera de línea en medio del suministro limitado de vapor que cerró la refinería dos veces en abril.

El consumo doméstico de gasolina en Venezuela en 2019 se estima en 170.000 b/d y el de diesel en 75.000 b/d, pero las refinerías solo producen alrededor de la mitad. Las importaciones no llegan a equilibrar la demanda, lo que ha obligado a un racionamiento severo del combustible en todo el país durante los últimos años.

Por otro lado, las importaciones de productos refinados no aumentarán ya que siguen estando limitadas por el flujo de efectivo de Pdvsa y las sanciones de EE. UU.

Venezuela está importando un estimado de 50.000 b/d de gasolina, incluyendo gasolina sin plomo RON 93 y componentes de mezcla; 40.000 b/d de diesel con contenido ultra bajo de zzufre (Ultra Low Sulphur Diesel ULSD en inglés) para mezclas domésticas, entregados a Amuay / Cardon; 50.000 b/d de nafta virgen pesada (Heavy Virgin Naphtha HVN en inglés) para combinar y obtener aproximadamente 250.000 b/d de petróleo crudo diluído (Diluted Crude Oil DCO en inglés) de 16 grados API.

El cierre repentino del mejorador de crudo sintético PetroMonagas el 9 de abril aumentó las necesidades de HVN en 20.000 b/d. Rosneft, Reliance de la India y Repsol de España reemplazaron a las refinerías estadounidenses como proveedores de productos refinados para Venezuela desde febrero pasado.