Diputados de la AN acusados de rebelión, cautelosos ante posible prisión en Venezuela

Diputados de la AN: Simón Calzadilla, Henry Ramos y Richard Blanco. Abajo, Mariela Magallanes, Américo de Grazia y Luis Florido. / Foto EFE/ARCHIVO

 

Cinco de los 10 diputados acusados “de rebelión” en Venezuela siguen dando pasos sagaces ante la posibilidad de ser encarcelados luego de que la semana pasada el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) les endosara varios delitos y pidiera dejarlos sin inmunidad parlamentaria para juzgarlos.

lapatilla.com

Aunque solo siete de estos opositores están sin fuero, según una resolución de la Constituyente cubana, todos han tomado medidas para no correr la misma suerte que el vicepresidente del Parlamento, Édgar Zambrano, hasta ahora el único de la decena que está tras las rejas.

El expresidente del Parlamento, Henry Ramos, “está despachando normalmente en la sede” de su partido Acción Democrática (AD), aseguró su equipo de trabajo.

El político de 75 años, que ha reducido las apariciones públicas en los últimos días, planea acudir a la sesión que este martes celebrara el Legislativo, cuando también podría reaparecer en público el diputado Simón Calzadilla, del Movimiento Progresista (MPV).

Una fuente cercana a Calzadilla aseguró que el diputado está a “resguardo” y “tomando medidas” para evitar el encarcelamiento aunque prevé presentarse en el Palacio Legislativo, custodiado por la Guardia Nacional Bolivariana.

Por su parte, el diputado Sergio Vergara, de Voluntad Popular (VP), dijo desde la clandestinidad que está evaluando opciones antes de tomar decisiones sobre su destino como legislador del estado Táchira. “Es muy poca la información que puedo dar sobre donde me encuentro (…) es una situación completamente irregular”, dijo.

Vergara criticó que se le acuse a él y a nueve de sus colegas “por la comisión flagrante”, según el Supremo, “de los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuado”.

“Lo único que hemos hecho es acompañar a militares venezolanos que se han pronunciado a favor de la democracia y en contra de la dictadura”, dijo en alusión a su respaldo al movimiento cívico-militar que el pasado 30 encabezó el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

El diputado aseguró que ha “tomado todas las precauciones” para evitar la detención y que ha mantenido comunicaciones con Guaidó y con el líder del partido de ambos, Leopoldo López, quien se encuentra ahora en la embajada de España en Caracas en calidad de huésped.

Entretanto, el entorno del diputado Freddy Superlano, aseguró que el diputado sigue en Venezuela sin agregar mayores detalles también por motivos de seguridad.

Vergara, Superlano y Juan Andrés Mejía, quien también está en la clandestinidad según dijo en una entrevista previa, fueron los últimos tres diputados que la Justicia incluyó en sus señalamientos, y hasta ahora la Constituyente cubana, no ha dado por levantados sus fueros.

La lista de legisladores que están en la mira del Supremo y del Gobierno la completan Luis Florido, quien huyó a Colombia la semana pasada, así como Richard Blanco, Américo de Grazia y Mariela Magallanes, refugiados en las embajadas de Argentina el primero y de Italia los otros dos.

Con información de EFE