Habitantes de Vargas solo pueden comprar carapachos y riñonada

Una disminución en los pedidos de pollo y carne están haciendo carniceros del estado por las bajas ventas, sumado a que los proveedores suben los precios semanalmente. Así lo reseña laverdaddevargas.com

Señalan que solo ven días buenos cuando es quincena o uno que otro fin de semana, cuando en años anteriores toda la mercancía salía semanalmente.

“Además, ya los clientes prefieren llevarse los carapachos, riñonada y pellejo que es lo más barato y lo que se ajusta a sus bolsillos”, destaca Jonathan Scheffer, carnicero en Calle Nueva.

Indica que “nos hemos visto obligados a bajar en 50% los pedidos de carne y pollo”.

La charcutería también tuvo un declive del 80%

Vendedores reiteran que la situación con la charcutería es similar, que han tenido que bajar inclusive la frecuencia en la que se abastecían, ya que la mercancía puede pasar semanas sin que se venda un pedido completo.

“Llamamos a los proveedores cuando es necesario, además que todo vienen con un precio superior a la vez anterior”, dice Scheffer.

“De 10 piezas de queso que siempre facturábamos, ahora son dos o tres. Igualmente con el jamón, que de 10 a una. La mercancía se acumula y la cantidad de compradores disminuyó”.