Gremios cárnicos y avícolas rusos desconfiados y sorprendidos por autorización de exportación a Venezuela

Fabricantes rusos de pollo y carne se mostraron sorprendidos y desconfían por autorización a exportar productos a Venezuela desde regiones libres de peste porcina, gripe aviar y fiebre aftosa, dada por el Servicio Federal de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria de Rusia en un comunicado el 23 de mayo. Algunas empresas procesadoras de carne en Rusia ya han expresado interés en exportar productos a Venezuela, afirmó el organismo, pero no proporcionó más detalles.

Por: Vladislav Vorotnikov – Global Meat News / Traducción libre del inglés por lapatilla.com

En 2018, Rusia incrementó las exportaciones, principalmente de alimentos, a Venezuela en un 24% en comparación con el año anterior. Por ejemplo, Venezuela importó 257,000 toneladas (t) de trigo el año pasado a un valor de US $ 56 millones, estimó el Servicio Federal de Aduanas de Rusia.

Héctor Rodríguez Castro, gobernador del estado Miranda en Venezuela, dijo que el país tenía como objetivo reconstruir su sistema nacional de importación de alimentos para comprar más productos a nuevos socios comerciales, como Rusia, China e Irán.

En los últimos años, Venezuela ha estado luchando contra una crisis alimentaria, lo que provocó que más de tres millones de venezolanos huyeran a otros países y que hasta el 90% de los ciudadanos locales no tuvieran medios para comprar alimentos, incluidos productos cárnicos, en las cantidades requeridas.

La crisis ya ha llevado el consumo doméstico de carne a los niveles más bajos jamás vistos. El consumo de carne per cápita en Venezuela ha bajado de 20 kg por año en 1999 a solo 7 kg en la actualidad, según estimaciones de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga).

 

Una cuestión de voluntad política

 

Rusia ha brindado apoyo financiero a Venezuela durante los últimos años. Se cree que las exportaciones rusas de carne a Venezuela solo tendrían sentido si hubiera subsidios estatales, lo que podría ser posible dados los fuertes vínculos políticos entre los dos países.

“Antes de la actual crisis económica, el tamaño del mercado venezolano de carne de aves de corral era de aproximadamente 700,000t por año en peso de sacrificio, con 100,000t importadas”, dijo a GlobalMeat Andrey Dalnov, analista sénior del mercado de carne más grande de Rusia, Cherkizovo. “El mercado local podría ser interesante para las empresas rusas, pero solo en artículos particulares, por ejemplo, alas, que son más baratas en Rusia que en América Latina”.

Dados los problemas actuales en Venezuela, el país estaría principalmente interesado en los pollos de engorde, pero hasta el momento, las compañías rusas no eran competitivas en este tema en América Latina, dijo Dalnov.

“Una decisión política podría cambiar eso”, agregó. “Hace algún tiempo, uno de los principales exportadores a Venezuela era Argentina, donde los exportadores locales recibían bonificaciones basadas en acuerdos intergubernamentales. Sin embargo, las empresas rusas deben tener cuidado con estos suministros, ya que se cree que la quiebra de una de las principales empresas argentinas, Cresta Roj, está vinculada a sus suministros a Venezuela. La compañía no pudo obtener dinero para sus productos debido a la complicada situación económica en ese país”.

“En teoría, el mercado avícola venezolano podría ser de interés para los exportadores rusos, pero solo bajo la condición de un pago completo y precios atractivos”, dijo a GlobalMeatNews Sergey Lahtyukhov, presidente de la Unión Nacional de Productores Avícolas de Rusia. “Antes de la crisis actual, el país importaba un poco más de 100,000 toneladas de carne de ave por año. Ahora, con la ausencia de una industria de ganado y aves de corral en el país, la demanda de productos cárnicos importados es significativamente mayor”.

Sin embargo, Venezuela también limita con Brasil, que es capaz de ofrecer precios más competitivos que Rusia, dada su proximidad geográfica y la soja más barata, dijo Lahtyukhov. Esto significaba que las exportaciones de carne de aves de corral de Rusia a Venezuela serían principalmente una cuestión de voluntad política.

“Si se tomara la decisión de proporcionar una asistencia financiera a Venezuela, las condiciones necesarias serían comprar productos nacionales [rusos] a precios atractivos para nuestros fabricantes y con ciertas garantías”, dijo Lahtyukhov.

En el momento de la publicación, el Ministerio de Agricultura de Rusia aún no había proporcionado ninguna información a GlobalMeatNews sobre si las exportaciones de carne a Venezuela podrían estar sujetas a ayuda estatal.