Desmontaje de las fake news del régimen de Maduro (Parte XI)

 

Factchecking de la entrevista Maduro-Ramos

Fernando Núñez-Noda, de VerifiKado para La Patilla.

Un evento que ha traído gran atención y controversia es, sin duda, la transmisión completa de la entrevista que el periodista Jorge Ramos le hizo a Nicolás Maduro el 25 de febrero pasado, para Univision. Fue televisada el 2 de junio de 2018.

Como sabemos, a Maduro no le gustó la entrevista y la suspendió. Ramos y su entourage fueron detenidos y los equipos confiscados. Al día siguiente fueron liberados pero tanto los equipos como la grabación quedaron en poder del régimen.

El 30 de mayo el equipo de Univision Noticias recibió la frustrada entrevista, completa, que se filtró de Miraflores. Fue transmitida el 2 de junio y aquí tienen el video de los casi 18 minutos que duró:

 

Un breve chequeo de datos

El intercambio fue tenso, confrontacional y a ratos agresivo. Sin analizar a fondo la entrevista, procedamos a revisar algunas menciones puntuales que hizo Maduro al periodista y ponderemos su certeza.

– MADURO: “Te estoy recibiendo en el Palacio Presidencial de Miraflores, a donde llegué por el voto popular…”

* En Wikipedia se registra que «Andrés Oppenheimer, crítico del chavismo, en un artículo publicado en Pittsburgh Tribune-Review refiriéndose a las elecciones

presidenciales de 2013, afirmó que el ventajismo a favor de Maduro era tan alto que las elecciones fueron “una de las contiendas electorales más desiguales en cualquier lugar en los últimos tiempos”».

* El 14 de abril de 2013 el comando de Henrique Capriles denunció “3.500 irregularidades durante el proceso de votación”.

* Mientras Maduro aceptó la realización de una auditoría de 100% de las actas, sorpresivamente el CNE descartó el reconteo.

Las dudas sobre esa elección sobran.

– “Soy popular…”

* En 2019, Datanálisis ha reportado que 86% de los encuestados evalúa negativamente la gestión de Maduro en 2019. Sorprende que aún 14% tenga una evaluación positiva. (La de Juan Guaidó, por cierto, según la misma encuesta es de 60%).

* De acuerdo con el medio ruso Sputnik, en enero de 2019 la aprobación de Maduro era de 15% según la firma internacional Consulta Mitofsky. Agrega que “un 84% de los venezolanos desaprueba a Maduro y 81% pide que ya deje la presidencia”.

* Pero siempre se ha mostrado como más popular. En 2017, por ejemplo, Maduro dijo que su popularidad estaba sobre 35% pero Datanálisis aclaró que era de 17%.

– “Para resolver los problemas de Venezuela no necesitamos tutelaje [de potencias extranjeras, de EE. UU.]”

* Pero el régimen de Maduro es casi un co-gobierno con Cuba. Moisés Naím decía en 2014: “La enorme influencia que Cuba… en Venezuela es uno de los acontecimientos geopolíticos más sorprendentes… del siglo XXI. Algunas funciones cruciales del Estado venezolano o han sido delegadas a funcionarios cubanos o son directamente controladas por La Habana. Y esto, el régimen cubano lo conquistó sin un solo disparo.”

*Para 2017, según Qué Pasa en Venezuela y la periodista Sebastiana Barráez, la influencia de Cuba en las FANB incluía “3 generales, 12 coroneles y tenientes coroneles, 6 capitanes de fragata y otros 25 oficiales de distintas graduaciones. También intervienen 4,500 soldados de infantería en 9 batallones, uno de ellos acantonado en Fuerte Tiuna, el corazón militar del país. (…) Hay también fuerzas especiales del MININT. Y los más de 34,000 médicos y profesionales cubanos de la salud tienen órdenes de defender la tiranía con las armas. (…) Otros miles de cubanos copan puestos claves del Estado, el Gobierno, las fuerzas…” ¡Esto sí es tutelaje! Y sin contar el de Rusia y China.

– “En Venezuela hay un Estado de Derecho. Nadie puede acusar de manera indebida a nadie.” “Aquí hay juicio debido” [quiso decir “debido proceso”].

* Hasta el 11 de octubre de 2018 el Foro Penal reportó que “12.488 ciudadanos han sido víctimas de detenciones arbitrarias desde 2014. No se les respetaron las garantías mínimas para enfrentar un juicio acorde con el Estado de Derecho. El gobierno violó la mayoría de los artículos de la Constitución, relacionados con los derechos civiles.” Por ejemplo: “Las personas son arrestadas arbitrariamente; son desaparecidas por los cuerpos de seguridad, incomunicadas de sus familiares y abogados, y además presentadas a destiempo.”

* Según el Rule of Law Index 2019 (el Índice de Regla de la Ley 2019) del World Justice Proyect, Venezuela está en el puesto 97 con promedio de 0,38. Una de las peores del mundo. De los 19 países latinoamericanos y del Caribe que evalúan, Venezuela está de último. Como referencia, Nicaragua es el penúltimo con 0,44. El país que ocupa el primer lugar mundial es Suecia, con promedio de 0,81 y el Latinoamericano con mejor índice es Chile, que ocupa el puesto 18 (a 79 puestos de la Venezuela chavista).

* El Índice de Regla de la Ley 2019 estudia variables de la población, el derecho constitucional, las libertades civiles, el derecho penal, civil, mercantil y laboral, e incluso de la salud pública.

– Hay una Comisión por la Verdad y la Justicia, que ha funcionado, está funcionando, que ha tomado el control directo de toda la investigación.”

Esto vino cuando Ramos preguntó por los muertos en protestas, unos 157 solo en 2017 (para agosto) según reportó Runrunes.

“La Comisión para la Verdad, la Justicia, la Paz y la Tranquilidad Públicas, propuesta por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros y creada por la Asamblea Nacional Constituyente, mediante Ley Constitucional” el 8 de agosto de 2017. ¿Qué grado de independencia y calidad jurídica puede tener un ente creado por un gobierno con uno de los peores récords de ejercicio de justicia en el mundo (Ver punto anterior).

– RAMOS: “En su país hay 989 presos políticos según Foro Penal.”

MADURO: “Falso. Foro Penal es una organización mantenido con fondos de la USAID. (…)”

El Foro Penal es una organización reconocida internacionalmente excepto, por supuesto, por el chavismo y su esfera de aliados como Cuba o Nicaragua. En febrero de 2015 “un grupo de personalidades, incluyendo 36 diputados chilenos, académicos y representantes de otros parlamentos enviaron una carta al Comité Noruego del Nobel postulando formalmente al Foro Penal Venezolano al Premio Nobel de la Paz por su destacada labor brindando asistencia legal gratuita a víctimas de la violencia política.” Esa candidatura sigue vigente.

Las chavismo, por otro lado, ofrece evidencias muy vagas sobre el supuesto financiamiento de USAID (literalmente: “Ayuda de los Estados Unidos). Un artículo del blog cubano Cubadebate señala: “(En) Venezuela los nombres de las ONGs están camuflados. (Aunque son) exacto(s) a los objetivos de muchas de las “organizaciones de la sociedad civil” (…) que durante el año pasado fueron vanguardia de la insurrección opositora. Es lógico que se trate de entes como Foro Penal, Espacio Público u Observatorio Venezolano de la Violencia…” Si esto es una “evidencia”, entonces cualquier cosa que se “parezca” a lo que uno quiera probar se puede usar para acusar o atribuir una conexión que muy probablemente no existe. Un recorrido por muchos artículos en medios chavistas, que pretenden ligar a Foro Penal con dinero sucio, solo muestra especulaciones y alusiones poco sustentadas.

– RAMOS: “Human Rights Watch (HRW) tiene documentados 380 casos de tratos inhumanos, incluyendo la tortura.”

MADURO: “HRW es una organización financiada por… la USAID, que se ha venido desprestigiando.”

La misma tendenciosidad y falta de pruebas duras mencionadas en el punto sobre Foro Penal.

– “Ustedes no quieren ver… los 40 millones de pobres en Estados Unidos…”

En efecto, hay una estimación de que 13,5% de los estadounidenses, unos 43,1 millones viven en pobreza, pero esas cifras de Talk Poverty son de 2015. Tomando las últimas estadísticas de 2017, la situación ha mejorado y ese porcentaje ha bajado a 12,3% o 39,7 millones. Talk Poverty considera pobres a una familia de cuatro miembros con ingresos por debajo de $24.860. Vale recordar que una familia pobre en EE. UU. tiene muchas ayudas del Estado y posibilidades amplias de trabajo, sobre todo en este momento en el que la economía y la generación de trabajo han crecido considerablemente. Además, la moneda es sólida.

Ahora vayamos a Venezuela, donde la hiperinflación estimada por el FMI para 2019 escala hasta el 1.000.000% y 90% de la población vive en pobreza, como reportó The Guardian en marzo pasado.

Un análisis de Borgen Project, organización que estudia la pobreza en el mundo, señala que para septiembre de 2018 el salario mínimo venezolano se ubicó en $6,18. Tomemos esta cifra como referencia, para no castigar tanto la comparación con el deterioro de 2019.

Supongamos que en una familia de cuatro sueldos mínimos: unos $24,72 al mes o $297 al año. Significa que un hogar pobre venezolano es casi 88 veces más pobre que uno estadounidense. Es decir, con el ingreso mensual de un hogar pobre de la nación del norte podrían vivir 88 familias venezolanas. Ya por ahí vemos que no solo son 5 veces menos pobres, sino que son “ricos” en comparación con 90% de la población venezolana. Y eso que estimamos con cifras de septiembre de 2018.

De modo que el reclamo de Maduro solo genera más claridad sobre la monumental crisis socioeconómica que ha creado su régimen, inocultable a pesar del esfuerzo propagandístico de intentar transformar los fracasos en éxitos.

– MADURO: “Tenemos un nivel altísimo de inversión social… No sabes el nivel de protección social para viviendas, para pensiones, para empleos, para educación pública gratuita…”

Organizaciones y medios como ONU y otra de ONU, ABC, BBC, CARE, Mercy Corps, Brookings, New York Times, CATO Institute, ACNUR e igual así más de 50 gobiernos del mundo y cantidad de otras organizaciones y personalidades, se han referido a la de Venezuela como una “crisis humanitaria” masiva e inocultable. ¿Podríamos creer, entonces, que en un país de “un nivel altísimo de inversión social” como el que pinta Maduro habría una crisis humanitaria gigantesca y 90% de pobreza?

– Sobre el video de Ramos que muestra gente en Caracas comiendo de la basura, Maduro no contestó. Solo se limitó a pararse de su asiento y confiscar personalmente la tablet de Jorge Ramos.