Samuel Paredes: A Ciudad Guayana le cayeron siete plagas más este gobierno

Foto: Prensa

 

 

“No hay gasolina, no se encuentran medicina, no hay servicios que funcionen, no hay carreteras que sirvan, no hay autoridad que escuche ni a quien acudir, no tenemos donde poder comprar comida a precios justos, mientras que el gobierno tanto regional como local, son totalmente desconocidos para el guayanés común, estas son las siete plagas de Egipto que se reeditaron aquí en Puerto Ordaz y en todo el estado Bolívar,” aseguró el dirigente nacional y presidente de ABP-Bolívar, Samuel Paredes.

“Es que no hay autoridad pública que se haga cargo; no tienes siquiera a quien acudir para plantear soluciones o discusiones de alta política, pues terminan atendiéndote politiqueros de oficio, por ello la calamidad, la falta de seguridad y alimentos, ponen al oficio de comer inaccesible para los Guayaneses tanto del municipio Caroní como de los demás municipios del estado Bolívar,” aseguró en rueda de prensa junto al equipo de trabajo ABP-Bolívar.

Cómo podemos cambiar todo esto, nos asegura Paredes, “cambiando al gobierno. Definitivamente, no podemos ser parte del corillo que voltea la cara para no caer en cuenta que este socialismo del siglo XXI, como pretenden llamarlo, simplemente nos destruyó parte de nuestra venezolanidad, de nuestra Guayanidad por lo que se hace muy necesario recuperarla y es urgente.”

Sobre la falta en los servicios asegura el periodista hoy convertido en dirigente político, “no tenemos autoridad regional ni local. Al gobernador nadie lo conoce más allá que de su séquito y algunas fotos que lanza en las redes; al alcalde de Caroní, por ejemplo, es un provinciano que lo impuso la paravatocracia y que no conoce aún donde quedan las barriadas del Municipio ni cómo es su idiosincrasia y eso es muy triste para los parroquianos.”

Debemos salir de este atolladero, afirma el presidente de ABP Bolívar, debemos organizarnos como vecinos, como equipo rector que busca en cada comunidad las soluciones. Exponerla a los medios que aún quedan y utilizar cualquier otro para que el mundo conozca y sepa los detalles de las calamidades reales que padecemos y estamos pasando.

“Pareciera que el mundo no nos oye, pero les aseguro, que el final de este túnel está más cerca que nunca; estemos pendientes a los acontecimientos y saquemos nuestras conclusiones, sin G2 que se inmiscuya en qué deseamos y queremos para nuestro futuro,” acotó Samuel.

Nota de prensa