WSJ: De cómo 7,4 toneladas de oro venezolano aterrizaron en África… y desaparecieron

oro
Foto de archivo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tocando una barra de oro durante una reunión con ministros del área económica en Caracas. 22 de marzo de 2018. REUTERS/Marco Bello.

 

 

Las entregas secretas a una refinería en Uganda exponen una economía clandestina global que muchos sospechan está ayudando a Nicolás Maduro a aferrarse al poder. El gobierno de Nicolás Maduro está vendiendo las reservas de oro de su país. Parte de ellas han pasado por una operación secreta en África Oriental, una táctica que evade las sanciones de los Estados Unidos.

Por: Gabriele Steinhauser y Nicholas Bariyo – The Wall Street Journal / Traducción libre del inglés por lapatilla.com

En dos vuelos a principios de marzo, al menos 7.4 toneladas de oro con un valor de mercado de más de 300 millones de dólares se trasladaron de Venezuela a una refinería en Uganda, dicen funcionarios en Venezuela y Uganda, un diplomático extranjero y legisladores de la oposición venezolana, que han concluido que el chavismo exportó los lingotes.

El oro llegó en un avión chárter ruso en dos envíos en el aeropuerto internacional de Entebbe, dice el portavoz de la policía nacional de Uganda, Fred Enanga. La documentación adjunta identificó los lingotes, algunos con etiquetas selladas parcialmente tachadas, como propiedad del Banco Central de Venezuela, dice un oficial de policía de Uganda que vio las barras y los documentos. Los registros de vuelo muestran que los viajes se originaron en Caracas, Venezuela.

Los envíos exponen un enlace en una economía clandestina global que muchos sospechan están ayudando a Maduro a aferrarse al poder al pasar por alto el sistema financiero internacional dominado por los Estados Unidos. Washington ha reconocido al líder de la oposición, Juan Guaidó, como el presidente legítimo de Venezuela, ha aplicado sanciones financieras y de otra índole a los funcionarios e instituciones venezolanas y ha amenazado con sanciones para otros que hacen negocios con el régimen.

El enfrentamiento entre los dos líderes está resonando más allá de Venezuela, con unos 50 países unidos a los Estados Unidos reconociendo al Sr. Guaidó, mientras que otros están del lado de Maduro. Lo que una vez fue la economía más rica de América Latina se está muriendo de hambre, sus ventas de petróleo han disminuido y los ciudadanos están sufriendo cortes de energía que duran días y escasean los bienes básicos.

Las ventas de oro, dicen los funcionarios estadounidenses y otros, son una de las líneas de vida financieras finales del régimen.

El oro que llegó a Entebbe pasó a través de African Gold Refinery Ltd., o AGR, en un complejo a unas 500 yardas (450 metros) de la antigua pista antes de ser reexportado a Medio Oriente, según la policía de Uganda.

La refinería comenzó a operar en 2015. Parte del oro que procesó inicialmente fue presuntamente contrabandeado desde el Congo oriental y otras naciones africanas, según funcionarios de la policía ugandesa, la Autoridad de Inteligencia Financiera del país y contrabandistas regionales.

El oro de AGR se ha abierto camino en las cadenas de suministro de las empresas estadounidenses, como General Motors Co., General Electric Co. y StarbucksCorp. según documentos presentados por la empresa para 2018 ante la Comisión de Bolsa y Valores, a pesar de las medidas de los Estados Unidos para desalentar el uso de los llamados minerales de conflicto del Congo.

Según un portavoz, GM prohíbe a los proveedores utilizar mano de obra forzada o involuntaria o participar en prácticas comerciales corruptas. GE declinó hacer comentarios. Starbucks no respondió a las solicitudes de comentarios.

 

Edad dorada

 

Uganda no extrae mucho oro propio, pero el metal precioso se ha convertido en su principal producto de exportación.

La gerente general de AGR, Cherry Anne Dacdac, dice que la compañía no ha procesado oro de contrabando o en conflicto y se niega a comentar sobre los envíos de marzo. Ella dice que todos los negocios de AGR son legales y que en una reunión de la gerencia del 26 de marzo acordaron que no aceptar transacciones relacionadas con Venezuela.

AGR ha procesado y exportado más de 38 toneladas de oro desde que comenzó sus operaciones, dice la Sra. Dacdac. La escala de su operación ayudó a impulsar a que el oro en 2018 superara al café como el principal producto de exportación de Uganda, que extrae poco de él.

La refinería parece actuar con el apoyo del presidente ugandés, Yoweri Museveni, según sugieren el tribunal y otros documentos revisados por el WSJ. Un portavoz del Sr. Museveni dijo que el presidente “respalda la planta al igual que lo hace con todos los demás inversores” en su búsqueda por transformar la economía de Uganda.

Las anteriores ventas de oro del gobierno de Maduro han sido un punto de discusión abierto. Entre fines de 2017 y el 1 de febrero de 2019, el BCV vendió al menos 73,3 toneladas de oro, con un valor de mercado de alrededor de $ 3 mil millones, a compañías en los Emiratos Árabes Unidos y Turquía, según la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional en febrero.

La Casa Blanca anunció el 1 de noviembre sanciones destinadas a detener las ventas de oro en Venezuela. Desde entonces, varias docenas de toneladas más han sido retiradas del Banco Central de Venezuela y exportadas en secreto, dicen legisladores de la oposición y una persona familiarizada con las reservas del banco. El banco durante semanas se quedó sin electricidad ni agua.

“Es una venta desesperada”, dice uno de los legisladores, Ángel Alvarado, que está en la comisión de finanzas. “El régimen está raspando la olla, vendiendo cualquier cosa de valor para intentar mantenerse a flote”.

Un funcionario del Departamento del Tesoro de EEUU, dijo: “El Tesoro está comprometido a responsabilizar a quienes operan de manera corrupta en el sector de oro de Venezuela”.

Los portavoces del BCV y el Ministerio de Información de Venezuela no respondieron a las solicitudes de comentarios. El gobierno de Maduro ha públicamente muy poco sobre sus ventas de oro y señala rutinariamente las sanciones y acusaciones de irregularidades como parte de una campaña internacional para mancillar a Caracas.

 

 

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, en blanco, con Alain Goetz y hojuelas de oro en AGR en 2017. FOTO: GAEL GRILHOT / AFP / GETTY IMAGES

 

El oro del señor Goetz

 

 

AGR fue fundada en 2014 por Alain Goetz, de 54 años, un empresario belga que ha trabajado más de tres décadas en el comercio de oro en África.

El oro es casi imposible rastrear hasta su origen una vez refinado. Las Naciones Unidas dicen que el oro es la principal fuente mineral de financiamiento de las milicias y partes del ejército en el Este del Congo, que financia un conflicto que ha matado a millones.

Incluso antes de los envíos venezolanos, AGR había sido objeto del escrutinio de las autoridades ugandesas para procesar el oro presuntamente contrabandeado desde las zonas de conflicto en el Congo, así como desde Sudán del Sur y Zimbabwe, muchos de los cuales luego abandonan el país como oro ugandés, según la policía ugandesa. Autoridad de Inteligencia Financiera del país, contrabandistas regionales y funcionarios mineros congoleños.

Sydney Asubo, directora ejecutiva de la Autoridad de Inteligencia Financiera, organismo gubernamental de Uganda a cargo de combatir el lavado de dinero, dice que la agencia informó a las autoridades sobre las actividades de contrabando y solicitó una investigación. Dice que no se han presentado cargos, a la espera de la conclusión de una investigación de AGR por parte de la Inspección de Gobierno de Uganda por sospechas de evasión fiscal, contrabando y lavado de dinero. Ali Munira, una portavoz de la Inspección, encargada de investigar la corrupción y otros abusos, confirma que hay una investigación, pero se negó a comentar sobre los detalles.

El Sr. Goetz y la Sra. Dacdac de AGR dicen que han cumplido con las leyes de Uganda y otras. El señor Goetz niega que haya pruebas. La Sra. Dacdac dice que no tiene conocimiento de ninguna investigación por parte de la Autoridad de Inteligencia Financiera o la Inspectoría.

La Ley Dodd-Frank de Estados Unidos de 2010 incluía disposiciones para disuadir a las compañías de usar materias primas que financian el conflicto congoleño al rastrear lo que compran. La ley no hace que la compra de estos materiales sea ilegal. AGR apareció en las cadenas de suministro de 237 empresas estadounidenses que cotizan en bolsa en sus estados de resultados de 2018.

El Sr. Goetz dice que ha vendido AGR y retiene el control de Goetz Gold LLC, una empresa comercial de Dubai. Goetz Gold todavía maneja el oro que viene de AGR, dice. La Sra. Dacdac de AGR no respondió a las solicitudes para comentar sobre si Goetz Gold maneja el oro de la compañía. El registro de la compañía de Uganda muestra que las acciones AGR del Sr. Goetz se transfirieron en febrero de 2018 a AGR International Ltd., con sede en Seychelles. La Sra. Dacdac dice que la compañía es propiedad de individuos y empresas que se originan en Medio Oriente.

 

 

A Boeing 777-200ER plane from Nordwind Airlines of Russia takes off at Simon Bolivar Airport in Caracas, Venezuela, January 30, 2019. REUTERS/Andres Martinez Casares

 

 

Envío secreto

 

 

El 2 de marzo, el cuerpo de cola roja de un Boeing 777, propiedad de una compañía de vuelos chárter, Nordwind Airlines, aterrizó en Entebbe a las 6:35 a.m. después de despegar 13 horas antes desde Caracas, según muestra el sitio web de rastreo de aviones Flightradar24. Nordwind no respondió a las solicitudes de comentarios.

La policía y la seguridad privada se reunieron en la pista para recibir la carga del avión, que no llevaba pasajeros, dijo una persona que presenció su llegada.

Los encargados del aeropuerto retiraron los paquetes pesados envueltos en cartón marrón, que no pasaron por los procedimientos aduaneros habituales del aeropuerto, dice el Sr. Enanga, el portavoz de la policía de Uganda. Menos de una hora después del aterrizaje, los paquetes bajo una escolta de seguridad privada llegaron al complejo AGR justo al otro lado de la carretera de acceso al aeropuerto, dice.

Dentro de las cajas color cartón había 3,8 toneladas de oro venezolano. Otras 3,6 toneladas en el mismo avión de Caracas llegaron a la refinería dos días después, dice el Sr. Enanga. En el momento en que la unidad de minerales de la policía, informada sobre los envíos inusualmente grandes, allanó AGR el 7 de marzo, el primer lote había desaparecido, exportado a Oriente Medio y su destino final estaba indicado como Turquía, dijo.

El oficial de policía de Uganda y el Sr. Goetz dicen que el oro fue enviado a Goetz Gold en Dubai. La Sra. Dacdac de AGR no respondió a las solicitudes de comentarios sobre si la compañía exportó el oro a Goetz Gold. Goetz dice que Goetz Gold no lo envió a Turquía.

La policía de Uganda incautó las otras 3,6 toneladas, eran lingotes estampados con etiquetas que los identificaban como propiedad del Banco Central de Venezuela, dice el oficial superior que los vio. Algunas etiquetas parecían rayadas, como si alguien hubiera tratado de ocultar su origen, dijo el oficial. El papeleo con las barras mostraba que eran de la década de 1940.

El Sr. Goetz y la Sra. Dacdac de AGR dijeron que la policía nunca allanó la refinería y nunca incautó ningún oro. La Sra. Dacdac dice: “AGR presentó toda la documentación necesaria como prueba de que las transacciones particulares han sido declaradas y procesadas por la Autoridad de Ingresos de Uganda”.

 

No fue la primera vez que las autoridades identificaron como venezolano el oro manejado por el Sr. Goetz. El año pasado, el Banco Central de Venezuela estaba vendiendo oro a tres empresas comerciales en Turquía y los Emiratos Árabes Unidos, según el anuncio de febrero de la comisión de finanzas del parlamento venezolano, que incluyó a Goetz Gold, que compró 21,9 toneladas.

Goetz dice que parte de ese oro venezolano en particular pasó a través de Goetz Gold, pero que provenía de una compañía fuera de Venezuela y no infringió las sanciones de los Estados Unidos porque los contratos se firmaron antes del 1 de noviembre.

Después de las sanciones de los Estados Unidos, los compradores del oro del BCV se estaban agotando. A fines de enero, mientras otro Nordwind 777 se encontraba en el aeropuerto de Caracas, el legislador venezolano opositor José Guerra, un ex economista del BCV, alegó en el parlamento que el avión estaba allí para volar con 20 toneladas de oro del banco.

Los EE. UU. presionaron públicamente a los compradores en Turquía y los EE. UU. “Mi consejo para los banqueros, corredores, comerciantes, facilitadores y otros negocios”, advirtió un tweet de la cuenta del asesor de seguridad nacional John Bolton el 30 de enero: “No negocie con oro, petróleo u otros productos básicos venezolanos robados de la Pueblo venezolano por la mafia de Maduro “.

Dos días después, Noor Capital, con sede en Abu Dhabi, que había comprado anteriormente 27,4 toneladas de oro venezolano, según la comisión de finanzas del parlamento venezolano, anunció que estaba deteniendo esas compras. Flightradar24 mostró que el Boeing 777 se devolvió a Moscú.

Noor Capital se negó a comentar más allá de una declaración del 1 de febrero que confirmó que compró 3 toneladas de oro al banco central de Venezuela el 21 de enero y negó participar en acciones ilegales.

Dos meses después, en Uganda, cuando la policía dijo que el incautado envío de oro de Entebbe quedó bajo custodia, el presidente Museveni ordenó su alivio. En una carta fechada el 26 de marzo, una copia la revisó el WSJ, el procurador general de Uganda, William Byaruhanga, ordenó a la unidad de protección de minerales de la policía liberar el oro y retirar a los oficiales de la AGR.

La policía cumplió, dijo el señor Enanga, el portavoz policial.

La orden de liberar el oro, que escribió Byaruhanga en la carta, vino del presidente Museveni, y dijo que se habían reunido el día anterior en la Casa de Gobierno en Entebbe. “En lo sucesivo, se instruye a AGR”, dice la carta, a “cesar y desistir de cualquier importación adicional de oro desde Venezuela, hasta nuevo aviso”, citando las sanciones de los Estados Unidos.

La presión sobre Uganda y AGR se elevaba por parte de los diplomáticos de Estados Unidos que se habían enterado de los envíos, dice una persona familiarizada con la presión.

El portavoz del Sr. Museveni dijo que el presidente ordenó al fiscal general que liberara el oro incautado después de que los investigadores evidenciaran las importaciones. El Sr. Byaruhanga no respondió a las solicitudes de comentarios. La Sra. Dacdac de AGR dice que la compañía no buscó la intervención del Sr. Museveni.

A partir de ahí, la huella del oro venezolano desaparece En algún momento de marzo, dos toneladas de oro se pusieron a la venta en Turquía con un gran descuento respecto a los precios del mercado, dicen personas familiarizadas con el asunto. El origen fue catalogado como Uganda, pero los documentos de aduanas mostraron que provenían del Banco Central de Venezuela, dice uno de ellos.

Incapaz de encontrar un comprador, se hizo un segundo intento de vender el oro con un descuento mayor, dijo una de las personas, agregando que no está claro si alguien lo compró. Goetz dice que Goetz Gold no ofreció el oro venezolano en venta en Turquía.

Hay un giro en la historia del oro venezolano, dijo la persona familiarizada con las reservas del Banco Central: es casi seguro que los lingotes vinieron de Estados Unidos en la década de 1940, en pago a Venezuela por el petróleo suministrado durante la Segunda Guerra Mundial