¿Sí no somos nosotros, entonces quién, por David Torres

Sabemos que no es cualquier cosa lo que enfrentamos. La VERDAD, HONESTIDAD y COHERENCIA se unen para enfrentar a la MAFIA más grande de Venezuela; su sistema es perfecto en crear pobreza y manipulación, ellos están consolidados en un grupo de partidos de izquierda que pretenden adueñarse y arrebatarnos lo nuestro, pero nosotros nos imponemos porque sabemos lo valioso que es la LIBERTAD y lo que implicaría en cada venezolano.

Hoy con orgullo vemos una nueva generación que representa a esa sociedad culta, rica y llena de grandes virtudes, esa misma reflejada en la juventud venezolana que busca con anhelo dejar atrás el mal vivir engendrado por un sistema perverso, qué sin culpa alguna terminó socavando y golpeando esa esencia común que tenemos los jóvenes y es la libertad. Ahora, es importante resaltar que esta nueva camada tiene algo especial, cosa que diferencia a cualquier joven de otro país o ciudad: desarrollar madurez en escasos años de vida, donde lo especial termina siendo la necesidad de replantear la forma de hacer política y por supuesto aniquilando a través de la formación académica la práctica macabra de aquello llamado “socialismo”. Entonces, estamos diciendo que los jóvenes están asumiendo por cuenta propia que las cosas no pueden ser resueltas por los demás sino por ellos mismos, entendiendo que nadie más hará o defenderá sus intereses personales, esto asoma algo muy importante y es la responsabilidad individual y el deseo de independencia y libertad para concretar sus planes.

Como todo en la vida de miles de personas que decidimos dar un paso y no esperar por los demás, nos llegó la tarea más grande, esa pared que nos separa de la libertad y de hacer realidad nuestros proyectos la tenemos que derrumbar. No es la primera vez que nos toca avanzar “solos” pues en el camino hemos encontrado personas qué como nosotros comparten los mismos principios, pero lo más importante de esto, es que nos une el mismo deseo. La necesidad de organizarnos para actuar como sociedad se hace trascendental, en quienes creímos alguna vez, hoy ya no están de nuestro lado ni persiguen apegados a la ética de la urgencia derribar el muro que obstaculiza el camino que como seres racionales hemos decidido tomar.

Tenemos que hacerlo de nuevo, les pido que demos el paso y avancemos, no importa que pensemos que seamos pocos (en realidad no lo somos), lo importante es realizarlo y estar conscientes de que hemos dado todo para lograr conquistar la libertad del país. Ya sabemos quiénes verdaderamente tienen el compromiso, pues en el pasar de los años se evidencia como se refleja en la gente un cambio real y profundo que los hace estar de este lado. En Venezuela muchos dejamos atrás el “dejar que los demás hagan”, porque sabemos que nosotros lo podemos hacer, especialmente los jóvenes que a pesar de vivir en socialismo buscamos nutrirnos para la superación y vencer el socialismo en el campo de las ideas a través del debate para la libertad real.

Sí los demás no avanzan, entonces seamos nosotros los que demos el paso final que nos traerá la llave que rompe las cadenas, esa misma que derriba muros y nos trae prosperidad; la libertad para hacer nuestros sueños realidad.

¿Sí no somos nosotros, entonces quién?
@DavidATorresB @DavidAleTorres