La súper chama venezolana: Zoe Bello se lució en el Campeonato Europeo de IronMan

Foto: Cortesía (NDP).

 

La venezolana Zoe Bello, de 22 años de edad, logró el tercer lugar en el Campeonato Europeo de IronMan-Mainova realizado el pasado domingo 30 junio en la ciudad alemana de Frankfurt. Suena fácil decirlo, pero está muy lejos de serlo. El IronMan es LA PRUEBA. El cáliz sagrado al que todo triatlonista aspira no solo llegar sino –al menos- culminar. Pues, nuestra Zoe no solo llegó y terminó, sino que fue la tercera en su categoría (18 a 24 años). Decir que el IronMan es rudo es subestimar la competencia. Esto es para los grandes atletas. Los de verdad, los que jamás se rinden… y eso fue lo que hizo Zoe: echó el resto de principio a fin. Y cuando el mundo se le venía encima, dio un épico de ejemplo de valentía y se entregó por completo, para obtener este histórico resultado.

Su desempeño por 3.8 km en la natación fue de 1 hora con dos minutos (el segundo mejor tiempo en su categoría). Cinco horas con 58 minutos en la bicicleta y cuatro horas con treinta y cinco minutos en el trote. Un tiempo total de 11.46 minutos.

La competencia estuvo marcada por una ola de calor sin precedentes que superó los 39 grados centígrados. Más de 1.000 competidores se retiraron (casi el 35% de los inscritos).

Zoe Bello, vestía el dorsal número 267, durante el recorrido de los 185 km de la bicicleta estuvo liderando el primer lugar con síntomas de fiebre por las altas temperaturas. Además pinchó el caucho de la bicicleta, ello le generó un retraso lo cual le hizo entrar de tercera a la transición número 2. Durante el maratón de 42 kilómetros, comenzó con un paso de 5.15 minutos por km, logrando alcanzar el segundo lugar. Avanzado el día y aún más caliente, la temperatura le pasó factura, tuvo que bajar el paso a 6.30 el minuto y más. Logró culminar con síntomas de deshidratación y focalizada en culminar.

Foto: Cortesía (NDP).

 

En palabras de Zoe: “durante la bicicleta vi muchos atletas estacionados bajo un árbol; era la única sombra que podía ver, ello me hacía sentir que no era la única que la estaba pasando mal. Las subidas eran verticales y no me lo esperaba”, comentó la atleta criolla. “Ya en el trote tu meta es lograr minuto por minuto o alcanzar el próximo punto de hidratación. Conoces tus tiempos pero no funcionan. Toca aplicar la paciencia y superar minuto a minuto. Muchas veces piensas en retirarte pero también sabes que el dolor va a continuar durante los siguientes días, ¿para qué parar en ese instante?, entonces sigues porque el dolor del caminar o trotar va a ser lo mismo durante varios días: termines o no culmines. La satisfacción es ver que tus tiempos cambian producto de tu entrenamiento. Esta vez la suerte giró por mayor resistencia ante un clima aterrador y justo al día siguiente estuvo nublado y fresco. En un IronMan la suerte tiene que estar de tu lado para tener una buena carrera”. Y ciertamente Zoe no solo tuvo la suerte sino todo el empeño y esfuerzo que tanto su mente como cuerpo pudieron brindarle.

Su entrenador, Alejandro Boschian, considera que Zoe es una triatleta súper disciplinada y durante este IronMan europeo hizo uno de sus mejores tiempos en la natación. En ciclismo promedió los watios que debía levantar pero el pinchazo le hizo perder tiempo. Corriendo, que es “donde duele más el IM”, se mantuvo a buen ritmo durante los primeros 18 km, “pero luego la acumulación del cansancio, diarrea y el calor le pasaron factura y no pudo rendir lo que queríamos. Con todo y eso luchó hasta el final para no dejarse vencer. Nuestro objetivo era clasificar al Mundial de Kona pero no está mal haber clasificado al Mundial de IronMan 70.3 en Niza, donde estará participando el próximo 7 de septiembre”, puntualizó Boschian.

Foto: Cortesía (NDP).

 

Zoe venía de ganar hace una semana el Triatlón de Hebraica en distancia olímpica en la categoría absoluta de mujeres con un tiempo de 2 horas 14 minutos. Bajo condiciones de lluvia, piso mojado y baja visibilidad.

Durante 2018 ganó su categoría en el IronMan de Texas, lo cual la hizo clasificar al mundial de IronMan en Kona-Hawaii. Una gran noticia para el deporte venezolano otorgada por una joven atleta que merece todo el apoyo posible.

Nota de prensa