El NO invitado al bautizo de Archie Harrison que lamentó mucho su ausencia

Fotos: The Duke and Duchess of Sussex y News Limited.

 

El padre separado de Meghan Markle ha hablado de su deseo de haber estado en el bautizo de Archie cuando le deseó a su nieto nada más que “salud y felicidad”.

Por DailyMail

Thomas Markle, de 74 años, nunca conoció a su yerno, el príncipe Harry, y no fue invitado al bautizo de este sábado en el Castillo de Windsor.

Dijo que le hubiera gustado estar en la celebración porque ha sido miembro de la Iglesia Anglicana desde su infancia, describiéndola como la ‘iglesia de la reina’.

Su ex esposa, Doria Ragland, la madre de Meghan, apareció en la fotografía oficial publicada como uno de los pocos invitados seleccionados a la ceremonia.

Hablando desde su casa en Rosarito Beach, México, el director de iluminación retirado de Hollywood dijo a The Mail el domingo pasado: “Me han preguntado si me hubiera gustado haber ido a Gran Bretaña para ver a mi nuevo nieto siendo bautizado.

Meghan Markle junto a su padre Thomas Markle. Foto: Cortesía.

 

“Yo era un monaguillo a los 12 años, un miembro confirmado de la iglesia de la Reina a los 14 años, y Archie es mi nuevo nieto, así que desde luego me hubiera gustado estar allí por la bendición, deseándole a Archie y a sus padres salud y felicidad”. ‘

Markle se perdió la boda real del año pasado después de sufrir dos ataques cardíacos. También se peleó con su hija y Harry cuando admitió posar para fotos de paparazzi en un intento equivocado de cambiar su imagen “desaliñada”.

Markle afirmó que solo permitía que se tomaran las fotografías porque no podía valerse por sí mismo de una avalancha de atención de los medios de comunicación globales.

Thomas Markle (Foto Andy Johnstone/Daily Mirror)

 

Desde entonces, se ha disculpado repetidamente por las fotos, pero el esperado acercamiento con su hija no se ha materializado. Markle ha seguido intentando curar la ruptura pero sin éxito, y ha criticado a la pareja por negarse a hablar con él o devolverle sus llamadas telefónicas.

Markle creció en la clase trabajadora de Newport, Pensilvania, donde asistió a la Iglesia Episcopal de la Natividad.

Meghan no fue bautizada de niña porque su madre que enseña yoga, Doria, no compartía las creencias anglicanas de Markle.

Traducción libre del inglés al español por lapatilla.com