INIA denuncia crisis institucional que amenaza contra la investigación agrícola en Venezuela

Foto Archivo

 

El Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, INIA, es el organismo de referencia nacional e internacional, actualmente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras (MPPAPT), aunque por Ley pertenece al Ministerio de Ciencia y Tecnología (MPPCT). El INIA es el encargado de realizar las investigaciones científicas necesarias para generar conocimiento e innovaciones tecnológicas para una agricultura sustentable, además de producir Bioinsumos Agrícolas, brindar Servicios Especializados y Asesoría académica y técnica al sector agrícola del país.

Actualmente la institución, está atravesando uno de los momentos más difíciles en su historia; el INIA está siendo desarticulado ya que Estaciones Experimentales y algunas Unidades de Producción están siendo adscritas a otros entes del Estado. Es así que por Decreto Presidencial, publicado en Gaceta Oficial N° 41.643 del 29 de mayo de 2019, tres (3) Estaciones emblemáticas del INIA, dos (2) Piscícolas y una (1) Experimental, han sido adscritas al El Ministro del Poder Popular de Pesca y Acuicultura. Por otro lado se ha reportado el traspaso de Unidades de Producción en Guárico, Apure y Amazonas a otras a empresas estatales o Gobernaciones.

Consideramos que debido a que la Institución ha venido desde el 2007 hasta la presente fecha, sufriendo un progresivo deterioro producto principalmente de la desidia de las diferentes autoridades que se han sucedido durante ese lapso de tiempo, se pretenda realizar la concesión de instalaciones, personal, competencias o funciones del INIA, para así enmascarar la incapacidad e ineficiencia de las referidas gestiones en la conducción del INIA.

Llama la atención que no obstante la Institución ha recibido recursos para financiar algunos programas mediante, presupuesto ordinario, convenios internacionales, asignaciones especiales en ingresos propios, se note una marcada falta de inversión en el mantenimiento de laboratorios, campos experimentales, unidades de producción, equipos y vehículos entre otros. Tal es el caso el destino de los recursos otorgados por el Ejecutivo Nacional, para el equipamiento, reacondicionamiento y recuperación integral de los Laboratorios de Referencia Nacional de Sanidad Animal ubicados en las Delicias Maracay, luego de hechos vandálicos ocurridos en 2017.

A esto se añade:

– Inexistencia de una Programación Ordinaria de Investigación cónsona con problemas agrícolas del país.

– Inexistencia de una Programación de formación de talentos humanos.

– Disminución significativa en la operatividad y eficacia de los Servicios Especializados que presta el INIA a los usuarios del sector agrícola del país.

– Deterioro por hurto, robos o reparación inoportuna de cavas para el reguardo de material genético vegetal y animal, patrimonio científico, (Museo y colecciones Micológicas), Ceparios, Bancos de germoplasma.

– Robo o hurto de instalaciones, sistemas de riegos, sistemas eléctricos, transformadores, aires acondicionados, cableados telefónicos y de internet.

– Falta de apoyo a Programas para contrarrestar por ejemplo el HLB o Dragón Amarillo que hoy en día está diezmando la producción de cítricas en Venezuela.

– Paralización de la evaluación y producción de productos inmunobiologicos nacionales (vacunas) y su comportamiento a nivel de campo.

– Suspensión de Planes para el seguimiento de la situación actual de las enfermedades zoonóticas (Fiebre Aftosa, Brucela, Leptospira, Rabia, Encefalitis Equina), así como de las enfermedades de Denuncia Obligatoria por el Estado.

– Ausencia de la Presidenta del INIA a la Sede Administrativa del INIA e inexistencia de autoridades (directores, administradores) en algunas Unidades Ejecutoras, que se encuentran a lo largo del territorio nacional.

En materia laboral, la situación no es diferentes, caso omiso a instrucciones del Ministerio de adscripción por parte de las autoridades a la cancelación de beneficios o tardanza de incentivos laborales; total ausencia de Programas seguridad o bienestar social que ayuden a suplir la crisis alimentaria por carencia de Jornadas o suministro de CLAP o alimentos a bajo costo. Igualmente lo relacionado con jornadas médicas, tramitación de medicinas a altos costo al personal activo, jubilado, pensionado y sobreviviente.

Deficiencia en la higiene y seguridad laboral. Aunado a persecución y acoso laboral.

Toma de decisiones inconsulta de las autoridades sobre la intromisión de personas en la institución irrespetando la normativa de contratación laboral.

Se requiere con urgencia se garanticen la estabilidad, bienestar y paz laboral de todas trabajadores del INIA.

Que se reviertan las medidas tomadas sobre las Estaciones y Unidades Ejecutoras para que éstas sean habilitadas y potenciadas bajo un esquema de gestión institucional eficaz y eficiente que se ocupe de:

1. Declarar Patrimonio Público Nacional y Reserva de Biodiversidad Biológica todos los
Campos y Unidades Experimentales del INIA.

2. Acatar los preceptos de la Ley del INIA y normativas internas de funcionamiento.

3. Realizar una Auditoria Externa a todas la Gestión administrativa de INIA de los últimos 10 años.

4. Establecer una Programación de Investigación que contribuyan a beneficiar el desarrollo agrícola
nacional.

5. Suministrar los recursos suficientes que garanticen la ejecución oportuna de la Programación de
Investigación y Planes Operativos.

6. Actualizar las estrategias y dotación de recursos para la recuperación de los Bancos de Germoplasma vegetal y animal, Laboratorios, Campos Experimentales, Unidades de Producción, Cavas de Resguardo, Bibliotecas, entre otros.

7. Suspender la Contratación y Convenios de uso de los Centros, Unidades Experimentales y de Producción con personas, empresas o entes ajenas a la Misión del INIA. 8. Actualizar los Programas de formación profesional para todos los trabajadores.

9. Mejorar la seguridad personal y de los bienes de la institución, dándole seguimiento y celeridad a los resultados de las investigaciones internas, mejoramiento profesional, revisión de antecedentes del personal de seguridad.

10. Finalizar la persecución laboral.

11. Respeto y consideración por parte de las autoridades con el personal jubilado, incapacitado y los sobrevivientes. No promover la confrontación y la división entre los trabajadores.

El INIA es ciencia, tecnología e innovación agrícola indispensable para enfrentar la crisis de seguridad y soberanía agroalimentaria de Venezuela.

Nota de prensa