Ojos para Rufo: ¿Es posible?

“A Rufo le arruinaron la vida, se quiere morir después de haber perdido los ojos”, fue la frase de una madre venezolana que retumbó en todo el país el 1 de julio.

Raylí Luján / La Patilla

Su hijo de 16 años de edad, Rufo Chacón Parada había sufrido una evisceración de ambos ojos luego de recibir 52 impactos de perdigones en su rostro durante una protesta por falta de gas en Táchira, reprimida por funcionarios de la policía estadal.

La madre del adolescente, Adriana Parada no paró de exigir justicia ante los medios de comunicación a solo horas de la intervención quirúrgica de Rufo en el Hospital Central de San Cristóbal.

En el parte médico ofrecido por el Presidente de la Corporación de Salud del Táchira, Doctor Luis Ramírez se detallaba que el joven había “perdido la totalidad de la morfología y anatomía de los globos oculares”.

El diagnóstico que compartió la directiva del centro hospitalario en la capital tachirense fue poco esperanzador. En términos coloquiales: A Rufo se le había hecho una limpieza total de la estructura ocular, un vaciado.

En medio de la conmoción por el caso, ciudadanos en Venezuela y el resto del mundo se mostraron dispuestos a colaborar con la familia Chacón Parada. Se dio inicio a campañas como #OjosParaRufo y #UnaEsperanzaParaRufo en las redes sociales con el objetivo de verificar la posibilidad de un trasplante de ojos.

“De todas las monstruosidades que han hecho estos criminales, nada me ha afectado tan hondo como el crimen contra Rufo Chacón. Quitarle la vista a un chamito que empieza a vivir es abominable. Ahora leo por aquí que es posible un trasplante. Ojalá sea cierto”, escribió el periodista Héctor Torres en su cuenta de Twitter.

Otras personalidades también se pronunciaron. Desde dirigentes políticos, profesionales de la medicina y ciudadanos de a pie expresaron su rechazo y su dolor ante el hecho.

“La TV pasa la imagen de Rufo Chacón y su rostro ensangrentado. Le advierto a mi hijo de 11 años que es una imagen fuerte. Me dice: “es fuerte, pero si me proteges demasiado del mal, no sabré reconocerlo”. Amo a este filósofo con toda mi alma…”, tuiteó el psicoanalista Adrián Liberman en las redes sociales.

Las peticiones llegaron a la clínica Barraquer en Bogotá, especializada en tratamientos oftalmológicos y trasplantes de córneas. La gerencia del centro médico comentó a El Tiempo que estaban dispuestos a atender al joven Rufo y evaluar su caso, sin embargo aclararon que si el parte médico era evisceración “no se podría hacer nada”.

Desde la Sociedad Venezolana de Oftalmología, el Dr. Jorge Pérez Bustamante sostiene que actualmente solo son viables el trasplante de córnea y el autotrasplante de conjuntiva, mientras que el trasplante de una parte de la retina se encuentra en procesos experimentales.

Pérez Bustamante considera que en el caso de Chacón “había muy poco que hacer lamentablemente”. El menor de 16 años no aplica ni para trasplante de córnea ni el de retina.

@protestasvenezuela

¿Qué ocurrió exactamente con los ojos de Rufo?

“Básicamente él tuvo algo que se conoce como ‘blow out’. El ojo se le rompió por varios sitios”, explica el especialista miembro de la SVO. El impacto de los perdigones en los ojos de Rufo hizo que toda la estructura se dañara, dejando solo la opción de limpiar completamente.

Pérez Bustamante señala que el trasplante de ojo completo no se ha podido lograr aún porque resulta complicado trasplantar toda una estructura. “Hasta ahora no ha sido posible lograr que funcione el nervio óptico con una estructura de otra persona o artificial. Tampoco se ha logrado determinar que llegue la irrigación o que conecten los músculos que mueven el ojo”.

Expone que hasta el momento solo existen trasplantes de algunas partes del ojo como la córnea, “que aplica cuando hay enfermedades en ella que hace que no sea transparente y debe sustituirse por una córnea de un donante”.

Procedimiento de rehabilitación

Expertos asoman la posibilidad de aplicarle un procedimiento rehabilitación a Rufo Chacón con fines estéticos. Se trataría de unas prótesis que le permitirían recuperar la forma de los globos oculares, sobre las que se fijarían dos capas con el color de los ojos.

El oftalmólogo Alexander Gan, especialista en retina asegura que lamentablemente no es viable el trasplante de ojo completo y que es muy probable que en el caso de Chacón se presente la alternativa de esta cirugía. “Hablaríamos de una adaptación de prótesis oculares que permitirían mantener la forma de los globos oculares. Es un procedimiento para la rehabilitación de la cavidad anoftálmica que termina siendo con fines estéticos”.

Los esfuerzos de personas que desean colaborar con la recuperación de Rufo se mantienen. También la exigencia de que se imparta justicia. Los funcionarios de Politáchira, Javier Useche Blanco y Henry Ramírez Hernández fueron detenidos por el hecho. De acuerdo al Ministerio Público, los efectivos policiales serían “severamente sancionados”.

El caso de Rufo Chacón Parada se agrega a la larga lista de violaciones de derechos humanos por parte del Estado venezolano. Ocurrió tan solo unos días después de la visita de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, a quien el régimen le intentó hacer creer que hechos como estos no eran concebibles durante su gestión. La realidad habla por sí sola.